Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Boluda ya ha recuperado su aval

  • Gracias al superávit de las dos últimas temporadas
Gracias al superávit de las dos últimas temporadas
Eduardo Torrico Eduardo Torrico

Existe el convencimiento generalizado de que Vicente Boluda ha retrasado hasta el verano las elecciones a la presidencia del Real Madrid para evitar que una nueva junta directiva pueda retocar las cuentas del club y éstas arrojen pérdidas, lo que en ese caso llevaría a la ejecución del aval bancario que Ramón Calderón y su equipo tuvieron que presentar hace dos años y medio cuando ganaron las anteriores elecciones. El rumor apunta a que fue el propio Boluda el que hizo frente la totalidad de dicho aval, próximo a los 27 millones de euros.

Casi nada de lo que se ha dicho o se ha escrito sobre el aval de la junta de Calderón tiene que ver con la realidad. Lo primero que hay que dejar claro es que ese aval ya no existe, porque fue retirado al término de la pasada temporada. De acuerdo a lo previsto en la Ley del Deporte, una nueva junta directiva de uno de los cuatro clubes que no son sociedades anónimas deportivas (Real Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna) está obligada a avalar el 15% de presupuesto general de gastos del club aprobado por la Asamblea. Pero el Real Decreto Real Decreto 1251/1999 sobre Sociedades Anónimas Deportivas, en su disposición adicional tercera, señala que el aval se podrá compensar a lo largo del mandato de esa junta.

Dado que tanto en la temporada 06-07 como en la temporada 07-08 el Real Madrid acabó el ejerció económico con superávit suficiente, el aval han quedado totalmente compensado (una parte, al concluir la primera temporada, y el resto, al concluir la segunda). En otras palabras, ya no hay aval.

Ejecución del aval

El aval sólo se ejecuta en caso de que el ejercicio económico finalice con déficit, lo cual es una gran paradoja, porque en el fútbol español las deudas de los clubes (incluidas las de los cuatro que no son sociedades anónimas deportivas) cada vez son mayores, pero no se tiene constancia de que alguna vez se haya ejecutado un aval.

¿Qué sucedería si la actual junta directiva del Real Madrid finalizara el presente ejercicio económico con pérdidas? Evidentemente, al no haber ya aval, éste no se puede ejecutar. Pero esa situación está también contemplada por el Decreto antes mencionado, que indica que “los miembros de las juntas directivas responderán mancomunadamente del resto de los resultados económicos negativos no cubiertos por el aval”. En otras palabras, la Liga de Fútbol Profesional o, en su defecto, el Consejo Superior de Deportes tendrían que ir a la justicia ordinaria para que los directivos respondieran con su patrimonio personal ante esas pérdidas.

Otro dato que tampoco ha transcendido en ningún momento es que el aval presentado en el verano de 2006 por la junta directiva electa nunca fue del 15% del presupuesto, ya que Calderón, que había sido directivo con Florentino Pérez, se benefició de que la anterior junta finalizara todos sus ejercicios económicos con superávit. De no haber formado parte de la anterior junta, Calderón tendría que haber presentado un aval próximo a los 55 millones de euros. Sin embargo, la cantidad quedó rebajada a algo menos de la mitad, 27, que son los que, según todos los indicios, avaló personalmente Boluda en nombre de sus compañeros de junta.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información