Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Zubiaurre abarataría el precio de Messi

  • El crack argentino podría salir del Barcelona por unos 30 millones de euros
El crack argentino podría salir del Barcelona por unos 30 millones de euros
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

El pasado 17 de enero, El Mundo Deportivo publicaba que "los rectores de los destinos del FC Barcelona empiezan a tener muy claro que el próximo verano tendrán que volver a retocar al alza el contrato de Leo Messi". Según este diario catalán, "el club desea que Leo tenga las mejores condiciones económicas y, de paso, desactivar ofertas galácticas", para lo cual pensaban aumentarle la ficha y subirle la cláusula de rescisión de 150 a 200 millones de euros.

En ese momento, los rumores sobre el empleo de Messi como baza electoral para alguno de los candidatos a la presidencia del Madrid empezaron a crecer de forma exponencial, hasta el punto que el jugador tuvo que salir el sábado en la televisión del club a desmentir cualquier tipo de acuerdo y declararle amor eterno al Barcelona, por no decir del cabreo de Joan Laporta, que llegó a afirmar que "el Madrid intentaba desestabilizarles". Sin embargo, a pesar de las declaraciones institucionales del Barcelona, esa remota posibilidad de que Messi dejara la Ciudad Condal para recalar en la capital del país no se ha esfumado del todo, ya que el domingo en una entrevista en TV3 el argentino recordó a todos los aficionados que "no es imposible" que le echen del club blaugrana, y recordaba el caso de Ronaldinho.

La Pulga no mencionó en ningún momento el caso de Figo, ese traspaso que está en la mente de media España con las elecciones de fondo, un fichaje que también se negó una y cien veces desde el Barcelona en su momento. En aquel entonces, Florentino Pérez llegó a un acuerdo con el portugués para que abonara su cláusula de rescisión: 10.000 millones de pesetas. Cuando el Barcelona comprendió que ya podía retener a Figo, pidió negociar con el Real Madrid para que fuera un traspaso y no una rescisión unilateral. Por ese motivo, el Real Madrid hubo de abonar otros 1.600 millones de pesetas en concepto de IVA (el 16%), que luego dedujo ante Hacienda.

Y es ahí donde empieza la ceremonia de confusión de algunos periódicos catalanes. El primer lugar, si Messi rescindiera unilateralmente su contrato y abonara la cláusula de rescisión (150 millones de euros), no habría que pagar IVA (o sea, 24 millones menos de lo que dice El Mundo Deportivo). En segundo lugar, es cierto que Hacienda podría exigir a Messi el pago del 46% de esos 150 millones de euros, si entendiera que se trata de un incremento patrimonial. Pero no es menos cierto que Hacienda, hasta la fecha, no ha exigido a ningún deportista profesional de los que han abonado cláusulas de rescisión ese 46%, entre otras cosas porque jurídicamente es defendible no pagarlo. Se puede interpretar como un gasto deducible: para obtener determinados ingresos (los que va a recibir de su nuevo club), necesita hacer determinados pagos (el abono de la clásula de rescisión a su antiguo club). Es decir, diga lo que diga El Mundo Deportivo, la cláusula de rescisión de Messi es de 150 millones, ni un euro más, ni un euro menos. Salvo, claro está, que un juez considere que es una cláusula leonina y decida rebajarla...

El juez rebajó la cláusula de Zubiaurre un 83%

La clave está en el caso Zubiaurre. El futbolista vasco protagonizó uno de los traspasos más polémicos de la historia de España en el verano de 2005 cuando quiso cambiar la Real Sociedad por el Athletic de Bilbao. Iban, formado en la cantera de la Real, tenía contrato hasta junio de 2005 (aunque podía ser prorrogado un año en el caso de que el club de forma unilateral quisiera), y ante las elecciones en la entidad blanquiazul, el presidente saliente autorizó al jugador a negociar con otro club. Zubiaurre llegó a un acuerdo con el Athletic de Bilbao, pero cuando se enteró la directiva entrante en la Real, decidió ejecutar su opción de prórroga en el contrato.

Ante esta situación, la Real remitía al club rojiblanco a la cláusula de 30 millones de euros, con lo que el jugador y los clubes decidieron acudir a la Justicia para solucionar este contubernio. Más de un año después, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco dictaminó que Zubiaurre debía pagar 5 millones como claúsula de rescisión a la Real Sociedad, declarando al Athletic Club, como responsable subsidiario. Esta sentencia marcó un precedente interesante, ya que establecía que la cláusula de rescisión de este futbolista era abusiva en comparación con su salarios, de ahí la rebaja en el precio del traspaso final.

Por ende, aunque no anulaba las cláusulas de rescisión, esta sentencia se podría trasladar a todos esos futbolistas de España con cláusulas abusivas, como por ejemplo a Messi. El argentino cobra actualmente un fijo de ocho millones de euros más un variable de hasta 4,5 millones más, lo que supone una cantidad hasta 18 veces menor que su cláusula, por lo que en caso de que el supuesto traspaso se plantease y terminase en los tribunales, el juez podría reducir esa cláusula prohibitiva de 150 millones de euros.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información