Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los aficionados recibieron al Madrid en Barajas

  • Bajo fuertes medidas de seguridad
Defensa Central Defensa Central
La afición no quiso esperar a La Cibeles para recibir a sus ídolos. Cientos de aficionados se dieron cita en Barajas para aclamar a los campeones nada más bajar de la Saeta. Aunque la seguridad desplegada en el aeropuerto madrileño dificultó a los aficionados estar cerca de sus ídolos, todos los presentes aguantaron la espera pata poder vivir junto a sus ídolos un momento ten especial.

La Saeta aterrizó en la capital cerca de la una de la madrugada. Quince minutos más tarde, se abrían las puertas de la terminal 3 por donde estaba previsto que salieran los jugadores. El público se vino abajo, bajo el grito de ¡campeones, campeones!, mientras los futbolistas desfilaban "disfrazados" con bufandas, banderas... La comitiva la abrieron los brasileños entre cánticos y pasos de samba.

Después de saludar a todos los aficionados, los jugadores se subieron al autobús que les iba a dirigir al Santiago Bernabéu, dónde continúo la fiesta. Precisamente en el coliseo blanco también se dieron cita algunos aficionados para ver como los campeones se subían al autobús descapotable y partir hacia la Cibeles. Los grandes protagonistas, como Iker o Raúl salieron de uno en uno, mientras recogían los vítores de la afición. El capitán, que fue el último en subirse, se dirigió al público en cuanto alcanzó la parte superior del autobús. Mientras, Cannavaro, Iker y Robinho se encargaron de agitar la botella de cava y mojar a todos los allí presentes. Con toda la comitiva a bordo, el equipo partió hacia su destino final: La Cibeles.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información