Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El cagómetro culé se dispara

  • Después de que el Madrid le recortase dos puntos en la jornada de ayer
Después de que el Madrid le recortase dos puntos en la jornada de ayer
P.R. - Madrid P.R. - Madrid

Como segundo equipo histórico de España, en la cabeza del barcelonismo siempre ha estado de forma permanente el Real Madrid, club de referencia en nuestro país. Da igual la situación que atraviese el Barcelona, que todo es relativo en función del papel que juegue el conjunto blanco.

Y no hay que irse muy lejos en el tiempo para presenciar un caso similar. Esta misma temporada, tras el derbi en el Camp Nou, los récords culés de goles, de puntos y demás daban igual, porque desde ese momento, lo más importante eran los doce puntos de diferencia con el Real Madrid, como así lo reflejaban las crónicas de aquella noche. Y ahora que ya son sólo diez puntos de distancia, lo más importante sigue siendo el Real Madrid.

La racha de diez victorias consecutivas en Can Barça pasaron a mejor vida y, viendo que el conjunto blanco no deja de pisar el acelerador, el cagómetro culé se ha disparado desde el mismo momento en que Mateu Lahoz pitó el final del partido en El Molinón. El fabuloso y confortable colchón es ahora un poquito más estrecho, y el barcelonismo ya no duerme tan bien como hace tan solo unas semanas.

Alguien pensará que es una exageración, pero la mejor muestra está en que uno de los periódicos catalanes por antonomasia afines al Barcelona -El Mundo Deportivo-, apenas tardó veinte minutos en subir una noticia-encuesta a su página web titulada "¿Miedo a diez?", y dentro se preguntaba a los aficionados blaugranas si "¿Debe temer el Barça con el Madrid a diez puntos?", o  "¿Crees que el Barça debe sentirse realmente presionado?". Un par de horas más tarde, el otro gran diario pro-Barcelona, Sport, abrió otra encuesta en su página web en la que preguntaba "¿Ve al Madrid capaz de remontar y atrapar al Barça?". y es que, con el Real Madrid imparable, el fantasma de la Liga de Capello empieza a planear sobre la Ciudad Condal, y las palabras miedo, temer y presión empiezan a aparecer en el vocabulario blaugrana.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información