Ir a versión clásica Ir a versión móvil

De Bleeckere trae buena suerte a los españoles

  • Villarreal y Valencia ya ganaron a domicilio con el belga como colegiado
Villarreal y Valencia ya ganaron a domicilio con el belga como colegiado
José David López José David López

El martes en Anfield todos tendrán puestas sus miras en los cuartos de final, en la expectación e ilusión por poder seguir adelante en una Champions que se decide por pequeños detalles. Un fallo defensivo, un rechace un error de marcaje…o un colegiado con una mala noche. El encargado de evitar que esto último suceda sobre el césped inglés será un viejo conocido para la afición española, el belga Frank de Bleeckere.

Un ‘personaje’ famoso en Bélgica

El árbitro flamenco es uno de los más experimentados de Europa y es un habitual en las asignaciones de la Champions, donde asegura su presencia desde el año 2002, cuando entró en el selecto grupo de los colegiados más valorados del continente. Este relaciones públicas de una empresa que fabrica escaleras, es árbitro de vocación, porque su padre y su abuelo ya vistieron de negro, algo que le sirvió para aprender que no se puede “dejar pasar nada por alto en un partido”.

Eso sí, es muy orgulloso ya que no duda en asegurar que es muy profesional pues confirma sin tapujos que es “el único árbitro belga con una preparación digna” y explica que visita cada semana a un preparador físico y a un fisioterapeuta. Además, aclara que siempre lleva los mismos asistentes (algo único en Bélgica) por lo que su grupo de trabajo tiene mucha confianza y conocimiento general del juego. También es supersticioso porque dicen que los días que le toca arbitrar se levanta siempre con el pie izquierdo y almuerza siempre pasta.

Méritos profesionales

La trayectoria de De Bleeckere no tiene comparación posible con muchos árbitros de Europa y es un afamado personaje futbolístico en su país. Fue el primer colegiado belga en arbitrar en un Mundial, el de Alemania, en 2006, después de 16 años sin participación flamenca en una fase final. También estuvo en la pasada Eurocopa, donde mostró buenas actuaciones.

Admite siempre que un árbitro “debe evitar hacer un show" pero él lo logró con méritos propios en el partido más polémico que le ha tocado dirigir. Fue en el Turquía-Suiza de repesca para el Mundial de Alemania, que terminó con una bochornosa pelea entre los jugadores de ambos equipos en el túnel de vestuarios. Él se libró peor jamás podrá olvidarlo.

Suerte con los españoles

Nunca ha dirigido al Real Madrid en un partido importante salvo el que tendrá que dirimir este martes en Anfield pero Frank de Bleeckere sí se ha topado con representantes españoles en partidos de máxima tensión. La suerte ha sido una de las cualidades de cara pero también hay un borrón insalvable para la Selección Española, aunque se limpió sobremanera poco después.

Y es que el colegiado belga fue el encargado de impartir justicia la noche en la que España tocó fondo en Belfast con aquella deprimente derrota ante Irlanda del Norte que hizo reaccionar a los de aragonés. Tanto que, curiosamente, el colegiado se encontró de nuevo con España en las semifinales de la pasada Eurocopa cuando los de aragonés vencieron con justicia y brillantez a Rusia.

En Champions, siempre mirando sus actuaciones ante equipos hispanos, ha sido un talismán. El Villarreal venció en Lisboa al Benfica (0-1) con gol de Senna y el Valencia hizo lo propio 1-2 en Stamford Bridge ante el Chelsea. Ambos a domicilio, como necesita el Real Madrid este martes y, además, en el caso de los ché, en Inglaterra. ¿Será un buen presagio?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información