Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Calderón regala a Hacienda 16 millones

  • Por empeñarse en presentar "las mejores cuentas de la historia" en el último ejercicio
Por empeñarse en presentar "las mejores cuentas de la historia"
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

En los días previos a la pasada Asamblea de socios compromisarios del 7 de diciembre, el madridismo se movía en un clima enrarecido, con la dimisión de Míchel como director de la cantera, Schuster a punto de ser destituido tras varias comparecencias polémicas, y a nueve puntos del Barcelona en Liga, además de haber sido eliminados en la Copa del Rey por el Real Unión. La Asamblea se preveía entonces muy caliente para el otrora presidente Ramón Calderón, que intentó sacarla adelante argumentando sobre todo que presentaría "las mejores cuentas de la historia" del Real Madrid.

Y así fue, la sacó adelante y presentó unas cuentas envidiables: aproximadamente 400 millones de euros de presupuesto para la temporada que viene, y unos beneficios de 51,2 millones de euros antes de impuestos. Sin embargo, había varios gatos encerrados. El primero, cómo sacó adelante la Asamblea, ya se destapó el diciembre pasado. Y por otro lado, los beneficios tampoco son exactamente esos de los que se pavoneaba Ramón Calderón.

Y es que de esos 51,2 millones de euros, el Real Madrid deberá pagar a Hacienda la nada desdeñable cifra de 16 millones de euros, lo que deja unos beneficios netos de 'sólo' 35,2 millones de euros. Todo viene por la decisión de Ramón Calderón de periodificar los gastos del club merengue derivados de la compra de jugadores (las famosas amortizaciones de la plantilla). Esto es, si por el fichaje de Van der Vaart había que pagar al Hamburgo 15 millones, la directiva merengue pagaba tres millones durante cinco años, por ejemplo. De esta forma (tal y como buscaba), en el ejercicio contable de una sola temporada es algo más sencillo presentar unas cuentas 'favorables', a pesar de que el dinero 'entra' por una puerta y sale por la de enfrente. De hecho, el beneficio neto apenas es cien mil euros mayor que el de la temporada anterior, cuando en la 2006-07 se presentaron unos beneficios de 43,6 millones.

Este 'maquillaje' no sólo no tiene ventajas a largo plazo, sino que además podría traer graves consecuencias en los años venideros. Y es que, según ha podido saber Defensa Central, cuando este verano entre el presidente electo, debajo de las alfombras podría encontrarse con hasta 200 millones de euros en amortizaciones pendientes para los próximos años, merced a esa periodificación ordenada por Calderón en contra del criterio que se había seguido durante todo el mandato de Florentino Pérez.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información