Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla pudo con el líder y con un vergonzoso colegiado

  • Heroico triunfo del filial blanco que ganó al Leganés con nueve en otro indigno arbitraje contra el Castilla
Real Madrid Castilla 3-2 Leganés
Rubén Cañizares - Alfredo Di Stéfano Rubén Cañizares - Alfredo Di Stéfano

Son tres puntos más y otro pasito hacia los playoffs, pero no es una victoria cualquiera. Es un aviso. Un sms a los rivales advirtiéndoles de que el Castilla hace semanas que recargó el saldo y que esta vez no dejará que se le agote, como ocurrió con el mes ‘horribilis’ de febrero. El Castilla bailó al, hasta anoche, líder del grupo II en una espectacular primera parte. El filial le endosó tres goles a los azulones (hoy de rojo) en 45 minutos muy bueno del Castilla. Alberto Bueno, con dos golazos de delantero de gran categoría y, Acuña, que lamentablemente se marchó lesionado antes del descanso, colocaron un 3-0 antes del descanso que a punto estuvo de no ser suficiente 'por culpa de un vergonzo árbitro

Y es que en los segundos 45 minutos apareció el de siempre: el colegiado y el enésimo bochornoso arbitraje contra el Castilla, esta vez de manos de un tal Heriberto Ramos Rodríguez, que no tiene ni idea de fútbol y nunca la tendrá. Dicho señor comenzó a sacar tarjetas amarillas y rojas al Castilla por un lado y por otro en un encuentro limpio y transparente, donde no hubo entradas duras ni violencia alguna por parte de ninguno de los dos equipos, y estuvo a punto de quitarle dos puntos al filial. Afortunadamente, el Leganés sólo asustó con los goles de Javi Vicente y Valleros, pero una vez más hay que denunciar el calamitoso arbitraje que sufrió el Castilla.

El encuentro comenzó con dos sustos pepineros. En el minuto cuatro, Javi Vicente desperdició un pase de la muerte de Anibal y perdono un gol cantado. Después, en el quince, un mano a mano de Aznar con Adán fue ganado por el guardameta del Castilla que despejó el chut del ariete azulón a córner. Pero a partir de ahí desapareció el Leganés. Los de David Gordo lanzaban balas de fogueo en unas contras cargadas de inocencia mientras que los de Lopetegui llegaban arriba como fuerabordas. De este modo, en apenas catorce minutos sentenciaron el partido.

BUENO SACA EL CONEJO DE LA CHISTERA

Y es que Bueno, un chaval que destila calidad a raudales, comenzó su exhibición. En el 28’, Vázquez pasó en profundidad a Alberto, que desde el flanco izquierdo puso un balón de oro al segundo palo para que Acuña remachara a la red el 1-0. En el 40’, apertura de Mosquera a la banda izquierda, donde había caído Bueno. El castillista encaró a Gustavo y se orientó el balón hacia la pierna derecha para sacarse un chut precioso al segundo palo imparable para Moreno. Y para finalizar, dos minutos más tarde, en el 42’, centro desde la izquierda de Marcos Alonso, Bueno recibe el balón en la frontal del área, dribla al defensa con un taconazo y con la izquierda la pone pegada al palo derecho de Moreno. Así de sencillo para Bueno. Así de difícil para el resto. Tres a cero al descanso y partido ¿cerrado?

La segunda parte comenzó con dos cambios en el Leganés buscando el imposible. Y muy pronto, en el 48’, comenzaron a soñar con la remontada. Penalti de Alonso sobre Javi Vicente. Anibal lanza pero Adán se marca un paradón espectacular. Pero siete minutos después, error en la cesión de Mateos que regala el balón a Javi Vicente. Éste, en el mano a mano con Adán, supera la salida de portero castillista con una vaselina. El Leganés acortaba distancias y el sueño sí que no parecía una utopía para el Lega.

HERIBERTO RAMOS RODRÍGUEZ, LAMENTABLE

Entonces llegó el show. El show de otro colegiado que jamás debería volver a pitar en un campo de fútbol. El señor, por llamarle de alguna manera, Heriberto Ramos Rodríguez se cargó el partido en apenas diez minutos, los que van del 62 al 72. Primero expulsó por roja directa a Mosquera en una falta que ni siquiera merecía tarjeta. Y después sacó la segunda amarilla a Marcos Alonso en una falta inexistente.

Quedaba más de un cuarto de hora y el Castilla, con nueve, tenía que defender un 3-1 a favor. Un 3-1 que pronto fue 3-2 tras un cabezazo de Valleros que ponía el corazón en un puño de los jugadores blancos, de Lopetegui y de los aficionados del Di Stéfano.

Pero el filial blanco se defendió como gato panza arriba y consiguió, heroicamente, con dos menos, sacar tres puntos que le meten de nuevo en la zona de playoffs y que, además, le sitúan a tan sólo tres puntos del liderato.

LA FICHA DEL PARTIDO:

3 - Real Madrid Castilla: Adán; Villafañe, Agus, Gary (Mateos, 50'), Marcos Alonso; Tébar, Mosquera, Vázquez, Acuña (Palanca, 39'); Bueno (Javi H, 75') y Szalai.

2 - Leganés: Raúl Moreno; Gustavo (Negral, 45'), Javi, Mario, Bermúdez; Casquero (Landáburu, 45'), Gastón, Valleros, Javi Vicente; Nacho Aznar y Anibal.

Goles: 1-0 (28'), Acuña. 2-0 (40'), Bueno. 3-0 (42'), Bueno. 3-1 (55') Javi Vicente. 3-2 (75'), Valleros.

Árbitro: Heriberto Ramos Rodríguez. Amonestó a Acuña, Szalai, Vázquez, Felipe y Palanca y expulsó a Mosquera con roja directa y a Marcos Alonso y Javi H por doble amarilla por parte del Castilla. Por el Leganés, amonestó a Casquero y Negral y expulsóa Anibal por doble amarilla.

Incidencias: Estadio Alfredo Di Stéfano. Asistieron medio millar de aficionados del Leganés.

FOTO: REALMADRID.COM/ALEJANDRO GONZÁLEZ

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información