Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"No comí langosta, comí canelones"

  • El técnico italiano no oculta su cita con Florentino y se acerca aún más
El técnico italiano no oculta su cita con Florentino y se acerca aún más
José David López José David López

El madridismo va conociendo con cuenta gotas las bases del proyecto presidencial de Florentino Pérez, que está llamado a buscar la catarsis en la institución en busca de una limpieza directiva y una re-organización en el área deportiva.

El principal punto de partida es, una vez más, encontrar el técnico ideal y un jefe que se adapte a las exigencias del Real Madrid y al que le acompañe un estilo ligado al fútbol preciosista que le gusta a la parroquia blanca. Este tiene nombre propio y cada día se acerca más al Bernabeu: Carlo Ancelotti.

Una cita con Florentino

Esta semana, el periódico italiano Tuttosport sacó a la luz una supuesta reunión entre Florentino Pérez y el propio Carlo Ancelotti, lo que generó una alarma notable entre los seguidores milanistas y los blancos, que ya ven al azzurro como principal candidato al banco. Al parecer, 15 millones de euros por tres años es la oferta en firme del posible presidente blanco, la misma que tiene prácticamente ‘atado’ al técnico que Galliani aún no quiere perder pero que ya ha dejado clara sus intenciones.

Y es que según a podido saber defensacentral.com, el técnico no duda en admitir que se reunió con el otrora presidente blanco. Así, Carletto dijo a los periodistas de Tuttosport que no habían acertado en la noticia aunque dotando al asunto de toda la ironía posible: “Os habéis equivocado. No comí langosta, comí canelones”, apuntó con humor pero admitiendo el acercamiento.

Estas declaraciones dejan ver que la vía de Florentino Pérez está más que definida y que, a su vez, el aún técnico milanista está orgulloso del interés blanco y más que decidido a encabezar el proyecto que reorganice la actividad deportiva de la institución. Ancelotti agotó el pasado año su cupo en San Siro y esta campaña se mantuvo debido a la necesidad de asegurar cierta regularidad y no romper la sintonía de un vestuario que ni tan siquiera logró meterse en Champions.

Ahora, con una plantilla veterana y un proyecto desgastado, toca cambiar de aires y las que llegan desde Madrid han convencido al bueno de Carletto. De confirmarse, sería la primera piedra del segundo proyecto florentinista y un seguro de vida a la hora de acudir a las urnas con mayor seguridad.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información