Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid quiere quiere jugar el sábado ante el Levante

  • Tras el partido habrá fiesta en el Bernabéu
Raquel Gutiérrez Raquel Gutiérrez
El último partido que disputará el Madrid esta temporada, ante el Levante, está programado para el domingo 18 a las 21:00 horas. El club, que tenía planeada la celebración de la Liga en el Bernabéu con los aficionados, ha solicitado que el encuentro se traslade al sábado.

Como manda la tradición, cuando el colegiado pite el final del encuentro, Ángel María Villar hará entrega del trofeo a los campeones. Después, los jugadores saltarán al terreno de juego con las bufandas, banderas, y por supuesto el capote de Raúl, para dar una vuelta de honor al campo y compartir el sabor del triunfo con toda la parroquia blanca. Además, habrá fuegos artificiales y todo lo que al original speaker se le ocurra que salga por los altavoces. No faltarán los cánticos como el "we are the champions" o el propio himno madridista. Y posiblemente, junto al público, coreará el nombre de cada uno de los jugadores que han hecho posible esta Liga.

Aún no está estipulado el tiempo que durará la fiesta, pero lo suficiente como para poder superar la media noche, en caso de que se jugara el domingo. Por eso, para que no suceda lo mismo que el día de la victoria en Pamplona, que los aficionados acompañaron al equipo a pesar de que al día siguiente muchos tenía una ineludible cita con el trabajo, el equipo ha pedido que se juegue el sábado.

Ni Real Madrid ni Levante tiene ya nada en juego, por lo que no están obligados a jugar a la misma hora que el resto de los partidos, pero habrá que esperar a la respuesta de la Federación.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información