Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ancelotti ya cobró un millón

  • El técnico italiano tuvo en 2006 un acuerdo cerrado con Florentino
El técnico italiano tuvo en 2006 un acuerdo cerrado con Florentino
José David López José David López

La relación cordial entre el otrora presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y Carlo Ancelotti, está siendo estos días uno de los hervideros sobre los que generan incontables rumorologías. El estilo del milanista, que tiene todos los papelees preparados para dejar San Siro este próximo verano, siempre fue del gusto del ahora posible candidato a la presidencia del equipo de Chamartín. Tanto, que sus intenciones de llevarlo al Santiago Bernabeu no han nacido estas semanas, sino que ya en el pasado existió un claro acercamiento.

 

La ausencia de poder le impidió recalar en el Bernabéu

Sin ir más lejos, Florentino Pérez tuvo atado al italiano en el año 2006. El acuerdo era total para que el ya por entonces técnico del Milan, al que sustentaba entre los grandes del panorama continental, se sentara unos meses después en el Santiago Bernabéu. Todo estaba cerrado, finiquitado y esperando el transcurrir de los meses para oficializarse pero a Florentino se le escaparon los resultados, el equipo pegó un bajón y su Madrid, el de los Beckham, Ronaldo, Zidane o Figo, se había ‘maleducado’. Según sus palabras, el entonces mandamás blanco se vio obligado a dimitir como por un claro ejercicio de coherencia.

Esa tarde-noche de febrero se cerró la primera puerta de Ancelotti rumbo a la capital española. El dubitativo poder del Real Madrid durante esos días, donde las elecciones se dejaban ver en el futuro pero las decisiones las tomaban sin lógica nombres eventuales como Fernando Martín y Luis Gómez Montejano, fue su poso definitivo. La falta de jerarquía, las intenciones de serenar la posición deportiva del equipo hasta final de campaña y los continuos cambios en el futuro institucional, frenaron aquél acuerdo.

Carlo Ancelotti no pudo cumplir finalmente su sueño de dirigir al equipo más laureado del planeta pero, al menos, no se fue con las manos vacías. Como consecuencia de la imposibilidad de Florentino Pérez para ejercer el acuerdo consumado con el transalpino, el Real Madrid no tuvo más remedio que indemnizar al milanista con un millón de euros, ya que fue el club español el que lo rompió (de forma colateral).

Ahora, cuando su nombre ha sido sondeado por el propio Florentino de cara al público madridista, estas relaciones ha vuelto a ser claves. Sin embargo, si entonces fue un trato imposible de ejecutar quien le sacó del Bernabéu, ahora es el propio posible candidato quien ha frenado sus intenciones.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información