Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Robben se perderá el clásico

  • El extremo sólo pudo estar en el terreno de juego 17 minutos
Sufre una rotura fibrilar
José David López José David López

La alocada noche heroica del Santiago Bernabeu, donde el Real Madrid aguantó el tirón liguero entre pelea, ahínco y mucho carácter, tuvo grandes recuerdos para la parroquia blanca pero, sin embargo, hubo alguien que no lo pasó demasiado bien.

Arjen Robben, que sólo llevaba 17 minutos sobre el terreno de juego, se marchó lesionado y las perspectivas son poco favorables. Juande Ramos decidió no alinear al extremo desde el inicio del choque, con la idea clara de darle descanso con las miras fijadas en futuros compromisos que necesitarían la alternativa que ofrece el orange. Sin embargo, la necesidad del choque, que se complicó en exceso desde los primeros minutos, obligó al manchego a buscar la victoria y a ‘tirar’ de su revulsivo favorito.

Por desgracia, tras las pruebas realizadas en el día de hoy, al holandés se le ha diagnosticado una rotura de fibras en el tríceps sural de la pierna izquierda. Saltó al césped en el descanso para dar mayor velocidad al juego pero apenas un cuarto de hora después se marchó lesionado y dolorido, obligado a poner rumbo a los vestuarios tras ser sustituido por Van Der Vaart.

Los servicios médicos del club han estimado que el tiempo de baja será de "dos a tres semanas", con lo que el holandés se perderá el clásico ante el Barcelona que se disputa dentro de diez días.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información