Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Ganando al Barcelona, la Liga será nuestra"

  • El técnico se juega su futuro ante el Barcelona aunque su estado de ánimo es máximo
El técnico se juega su futuro ante el Barcelona aunque su estado de ánimo es máximo
José David López José David López

Esta semana en Valdebebas no es una normal pues el clásico, todo lo que genera, las sensaciones que desprende y lo que está en juego de cara al sábado, hacen que los días previos sean especiales. El vestuario del Real Madrid, el mismo que con un grito eterno ha sabido aguantar la racha interminable de puntos en la que está inmerso el equipo, parece más decidido que nunca al asalto final a la Liga.

Un grito por la Liga

Juande Ramos, que será uno de los protagonistas de la cita, ya ha alzado la voz en el seno del equipo para pedir máximo compromiso y, según ha podido saber defensacentral.com, asegura al grupo que “ganando al Barcelona, la Liga será nuestra”.

Y no es para menos. El técnico manchego sabe que esos tres puntos, el factor anímico de una victoria en un momento como el actual y el declive de la atmósfera culé si se produjera un nuevo tropiezo, les daría todas las opciones de luchar por el título liguero. Ése fin, el que busca con ahínco y rompiendo todas las estadísticas habidas y por haber en la entidad en el aspecto resultadista, sería clave en su futuro, que seguiría de blanco, impoluto y respaldado por una Liga absolutamente merecida.

Ganar la Liga asegura su renovación

La moral de Juande Ramos para su segundo clásico (el primero fue negativo al caer en Barcelona el día de su estreno), es altísima por todos estos motivos. El técnico no quiere ceder ante el Barcelona en el último suspiro y pretende buscar las esperanzas más allá de donde estaban establecidas por la dinámica del equipo de Chamartín en las primeras jornadas. Morir en la orilla no va con su actitud victoriosa y, si en juego está la renovación como el máximo responsable técnico del Real Madrid, no existe motivo más atractivo para darlo todo.

Juande, que ha pasado de no convencer a la afición a hacerse con muchas ‘papeletas’ para seguir en su cargo en el futuro inmediato, ha roto las previsiones más optimistas de la hinchada blanca para darle un ‘extra’ en forma de esperanza liguera que les mantiene expectantes cuando desde Barcelona ya esperaban celebrar su éxito por estas fechas.

La actitud, encomiable y ejemplar de un técnico sin estridencias en sus declaraciones y con la inteligencia y saber estar que un club como el Madrid anhela en cada momento, sabe que, por contrato, ganar la Liga significa la renovación inmediata de su contrato. Suficiente para creer, hacer creer y afrontar con el máximo rigor y esperanza el clásico más determinante de los últimos años.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información