Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Esto se queda como un solar

  • Guti, Cannavaro, Sergio Ramos y Dudek se borran para el partido de Pamplona
Guti, Cannavaro, Sergio Ramos y Dudek se borran para el partido de Pamplona
Eduardo Torrico - La previa Eduardo Torrico - La previa

No supieron estar a la altura de las circunstancias en la primera fase de la temporada y no han sabido estar a la altura de las circunstancias en la última fase de la temporada. Algunos jugadores del Real Madrid no merecen el sueldo que se les paga y, lo que es todavía peor, no son merecedores de lucir esa camiseta y ese escudo. Y no lo digo ya por las cuatro derrotas consecutivas que acumulan ni por los quince goles que han recibido en estos cuatro partidos, sino por la falta de profesionalidad y de amor a unos colores que han mostrado algunos al borrarse de la lista para el último partido, esta tarde en Pamplona.

OSASUNA: Ricardo; Azpilicueta, Cruchaga, Miguel Flaño, Monreal; Juanfran, Puñal, Nekounam, Plasil; Masoud y Pandiani.

REAL MADRID: Casillas; Míchel Salgado, Metzelder, Gary, Miguel Torres; Higuaín, Lass, Parejo, Robben; Raúl y Huntelaar.

ÁRBITRO: Fernando Teixeira Vitienes (Comité Cántabro).

ESTADIO: Reyno de Navarra.

HORA: 19.00 (La Sexta).

A Cannavaro le ha dado una misteriosa sobrecarga, por lo que ya no podrá despedirse de sus compañeros sobre el terreno de juego. A Dudek, otro que también dice adiós, le ha entrado diarrea. Sergio Ramos dice tener dolor en el pubis. Y a Guti, que cuando no es una cosa es otra, le molesta un tobillo.

Además, añadamos las bajas ya consabidas de Heinze, Sneijder y Gago, además de la del sancionado Pepe. Juande Ramos, que también se despide, se lo ha tomado con buen humor, sobre todo por lo que a Guti respecta. En fin, lamentable final para una no menos lamentable temporada. Vamos, que esto se queda como un solar.

Resta solamente apelar al orgullo, si es que tienen, de estos futbolistas para evitar la quinta derrota consecutiva de la Liga (con lo cual igualarían la peor racha negativa). Pero mal sitio es el Reyno de Navarra para apelar al orgullo. Es un campo que se le da mal al Real Madrid y, además, enfrente estará un Osasuna que necesita de los puntos para mantener la categoría. Lo de esta tarde huele mal, francamente mal. Pero, en fin, todo tiene su lado positivo: es el último partido de la temporada y ya vendrán, seguro, tiempos mejores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información