Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Casillas y Teixeira salvan a Osasuna

  • 2-1: Triste despedida del Madrid de Juande Ramos a una temporada nefasta. Los blancos sumaron su quinta derrota consecutiva en la Liga
Osasuna 2-1 Real Madrid
Eduardo Torrico - La crónica Eduardo Torrico - La crónica

Fue un compendio este partido de lo que ha resultado la temporada para el Real Madrid: fallos garrafales, falta de actitud en algunos juagadores y ensañamiento arbitral. Entre Casillas y Teixeira Vitienes dejaron a Osasuna en Primera y propiciaron la quinta derrota consecutiva en la Liga de Juande Ramos, al que el madridismo entero desea una feliz salida de Chamartín y un estruendoso "hasta nunca".

 

2 - OSASUNA: Ricardo; Azpilicueta, Miguel Flaño, Cruchaga, Monreal; Juanfran, Puñal, Nekounam, Plasil; Masoud (Kike Sola, 80’) y Pandiani (Antonio Hidalgo, 93’).

1 - REAL MADRID: Casillas; Míchel Salgado, Metzelder, Gary (Tebar, 58’), Miguel Torres; Robben (Huntelaar, 77’), Lass, Van der Vaart, Marcelo; Higuaín y Raúl.

GOLES: 0-1 Higuaín (11’). 1-1 Plasil (15’). 2-1 Juanfran (59’).

ÁRBITRO: Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Expulsó con roja directa de manera injusta a Míchel por una inexistente falta a Plasil al borde del área (56’) y a Huntelaar, también de forma incomprensible (89’), por protestar una increíble tarjeta amarilla que acababa de ver. Mostró la tarjeta amarilla a Lass (34’), Cruchaga (70’) y Nenounam (85’).

INCIDENCIAS: Reyno de Navarra. Lleno.

Osasuna necesita la victoria para lograr la permanencia. Se le puso difícil con el temprano gol de Higuaín, en acción personal. Pero los madridistas fueron incapaces de mantener más de cuatro minutos la renta: un disparo lejano de Plasil pasó por debajo del cuerpo de Casillas, cuyo final de temporada ha sido realmente preocupante (jamás había fallado tanto como en este último mes y no debe servir de excusa que el Real Madrid no se jugara ya nada).

La jugada clave, la que seguramente decantó el partido del lado navarro, se produjo en el minuto 56. Teixieira Vitienes expulsó a Míchel Salgado por una inexistente falta a Plasil al borde del área. Poco después, Gary lesionó y dejó su puesto a Tébar. En pleno desconcierto por la salida de uno y la sustitución de otro, Juanfran, desde fuera del área, empalmó de volea un rechace de cabeza de Metzelder, a la que tampoco llegó casillas.

Son las cosas del fútbol: Osasuna fue expoliado en la primera vuelta por Pérez Burrull, que dejó de pitar dos penaltis a Juanfran y expulsó a éste por protestar. Juanfran fue, con este gol, el que apuntaló la permanencia de Osasuna, permanencia que habían empezado a labrar con sus errores Casillas y Teixieira.

El fin de fiesta lo protagonizó el árbitro cántabro, que sacó una tarjeta amarilla a Huntelaar en los últimos minutos por otra falta inexistente. El holandés no pudo reprimir su enfado y Teixeira lo mandó al vestuario. Por cierto, tampoco Huntelaar tuvo esta ocasión la confianza de Juande, ni siquiera después de recibir el Real Madrid el segundo gol. Salió en los minutos de la basura, nadie sabe para qué. En fin, esperemos que el próximo entrenador que tenga el Real Madrid sepa aprovechar las muchas condiciones goleadoras que atesora este jugador.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información