Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Íker Casillas, una temporada irregular

  • El mostoleño ha estado desafortunado
El resumen de la temporada blanca
Defensa Central Defensa Central

En los próximos días Defensa Central irá repasando la temporada de los jugadores del Real Madrid, uno por uno. Hoy comenzamos con la máxima estrella del actual equipo blanco, el guardameta internacional Íker Casillas.

El mostoleño ha vivido una de sus temporadas más bajas desde que comanda la portería blanca, hace ya diez años. Tras ganar la Eurocopa y ser el portero menos goleado allá por el mes de junio de 2008, Casillas se marchó de vacaciones con una Liga más en su palmarés y su primer trofeo Zamora, además de la Copa de Europa de Naciones ya mencionada.

Quizás tanto éxito y elogio, como él mismo ha reconocido en varias entrevistas esta temporada recién acabada, le haya pasado factura al mejor portero del mundo. Casillas comenzó la temporada bastante mal, encajando muchos goles y fallando en acciones decisivas, pero tras la destitución de Schuster y la llegada de Juande Ramos, el bueno de Íker recuperó su mejor forma y volvió por sus fueros con paradas milagrosas como nos tiene acostumbrado.

Su buen segundo tramo de temporada fue una de las claves del éxito del equipo en la Liga que llegó a estar una vuelta imbatido y sumó 17 victorias y un empate de manera consecutiva.

Pero tras el duro golpe que supuso la victoria 2-6 del eterno rival en el Bernabéu, el Madrid y Casillas se volvieron a venir abajo y los cinco últimos partidos del mostoleño volvieron a ser muy desafortunados con errores de bulto en alguno de ellos. Pero a buen seguro que Casillas ya tiene ganas de revancha y la próxima temporada estará a la altura de lo que lleva años siendo: el mejor portero del mundo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información