Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gago, una temporada de luces y sombras

  • Buen inicio y mal final de temporada
Buen inicio y mal final
Rubén Cañizares Rubén Cañizares

Fernando Gago completó su tercera temporada con el Real Madrid de más a menos. El mediocentro argentino fue de los pocos que se salvó con Bernd Schuster en el banquillo y su gran papel en el medio del campo blanco sostuvo al Madrid durante la primera vuelta de la temporada. Enero y febrero fueron sus mejores meses con actuaciones colosales como único mediocentro ofreciendo, además, su mejor versión ofensiva.

Pero el jugador internacional por la albiceleste tuvo un antes y un después de la eliminatoria ante el Liverpool. La eliminación del Madrid en Anfield, muy dolorosa por el cómo, tuvo en Gago uno de los principales acusados por tan escandalosa derrota.

Desde entonces, se acusó al argentino de falta de personalidad en el campo en los partidos importantes y sus más críticos le achacaron esconderse y no estar a la altura de las circunstancias tratándose de un mediocentro del Madrid. Gago jugó 26 partidos en la Liga, 24 de ellos como titular, anotando un gol y recibiendo 12 amarillas y una roja.

Quizás esas críticas tan duras y los continuos rumores que le colocaban y colocan fuera del club con la llegada de Florentino afectaron a su rendimiento que dio un bajón espectacular en el último tramo de la temporada para acabar en un mes de mayo inédito al ser baja por una lesión que le dejó k.o. los últimos partidos de Liga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información