Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pellegrini tendrá la última palabra

  • Comunicará personalmente a los descartes que no se cuenta con ellos
Regresa el 6 de julio
Defensa Central Defensa Central

Manuel Pellegrini tiene trabajo que hacer. El nuevo técnico del Madrid está contento con los refuerzos realizados hasta el momento por el Real Madrid. Pero va a tener que afrontar la situación más complicada para un entrenador: comunicar a los descartes de jugadores.

Y es que buscar salida a los Drenthe, Diarrá, Heinze, Van der Vaart o Sneijder no va a ser nada fácil. Primero, porque los jugadores cobran suculentos contratos, algo que muy pocos clubes pueden igualar. Y segundo, porque el Real Madrid quiere recuperar parte de la inversión hecha sobre ellos, ya que todos los descartes, fichados en la época de Ramón Calderón, llegaron al Madrid por un precio más alto que lo que el mercado exigía.

Es por ello que Pellegrini va a tener que hilar bien fino para convencer a los descartes que lo mejor para ellos es salir del club, y por ello va a adelantar su vuelta a Madrid unos días (al 6 de julio) para comunicar personalmente a estos jugadores el futuro que les espera si siguen en el Madrid. Hay que tener en cuenta que el año que viene se disputa el Mundial de Sudáfrica, por lo que se va a intentar convencer a los jugadores que lo conveniente para ellos es salir del equipo, ya que si se quedaran no dispondrían de minutos, y por tanto, perderían opciones de acudir a la cita mundialista.

¿CUÁNTO COSTARON LOS DESCARTES DEL MADRID?

Mahamadou Diarrá (2006): 25 millones de euros.

Heinze (2007): 12 millones de euros)

Drentre (2007): 14 millones.

Sneijder (2007): 27 millones de euros.

Robben (2007): 36 millones de euros.

Van der Vaart (2008): 16 millones de euros.

Huntelaar (2008): 20 millones de euros.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información