Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El complemento ideal de Pepe

  • Formará junto al portugués una de las mejores parejas de centrales de Europa
Albiol y el luso, defensa de lujo
EFE EFE

Raúl Albiol (Villamarchante, Valencia, 4 de septiembre de 1985), tercer fichaje del Real Madrid para la próxima temporada, será una pieza clave en el proyecto de Florentino Pérez, plagado de estrellas mediáticas como Cristiano Ronaldo o Kaká, y necesitado de jóvenes valores silenciosos como el ex jugador del Valencia.

Otros serán los que meterán más ruido. El espectáculo correrá a cargo de jugadores más llamados a darlo. Albiol, como ha hecho en sus anteriores equipos (Valencia y Getafe) dará seguridad en la defensa. Será la base principal de una casa que debe empezar por los cimientos y no por el tejado. Por eso, Florentino Pérez ha fichado a Albiol. Y, seguramente, llegará alguno más con un perfil similar. Al final, los jugadores que hacen equipo son necesarios para complementar a los que dan espectáculo. Y Albiol hace equipo. Además, pese a ser joven, tiene mucha experiencia.

SOBREVIVIÓ A UN GRAVE ACCIDENTE DE TRÁFICO

Sin embargo, no fueron fáciles sus inicios en el fútbol profesional. Formado en la cantera del Valencia, su carrera siempre estará marcada por un accidente de coche. Tras debutar en el conjunto levantino de la mano de Rafa Benitez en 2003 (jugó ante el AIK Solna en la Copa de la UEFA), Albiol fue cedido al Getafe para la campaña 2004/2005.
En el trayecto a la ciudad madrileña, antes de comenzar la temporada, el coche en el que viajaban el defensa, su padre y su agente, se salió de la carretera a la altura de Tarancón. Albiol se llevó la peor parte. Perdió el bazo pero no la ilusión por regresar a un campo de fútbol.

Muchos calificaron como "milagro" que salvara su vida. Otros, como el presidente del Getafe y su entrenador, Quique Sánchez Flores, esperaron al jugador. Mantuvieron su ficha, fueron pacientes y, felizmente, a mitad de esa temporada, se incorporó al equipo y volvió a jugar en la jornada 28. Desde entonces, se ha destacado como uno de los defensas más prometedores del panorama nacional. Y una de las figuras clave en su crecimiento fue Quique Sánchez Flores. Le esperó tras el siniestro, confío en él, y después se lo llevó al Valencia cuando fue fichado por el conjunto "che" para sentarse en el banquillo.

TITULAR INDISCUTIBLE EN EL VALENCIA

Allí comenzó la segunda etapa de Albiol, marcada por el éxito. Pese a que al principio no se encontró cómodo sobre el césped (alternaba la posición de medio centro defensivo, con la de lateral derecho y la de central), en su primer año en Valencia fue uno de los jugadores que más minutos disputó de la plantilla y completó partidos espectaculares como el que disputó ante el Inter de Milán en la Liga de Campeones.

Su gran año no pasó desapercibido y, ya asentado en el centro de la zaga valencianista, debutó con la selección nacional de Luis Aragonés en un partido de clasificación para la Eurocopa de 2008. Albiol ya era un fijo en las categorías inferiores, pero en octubre de 2007 dio el salto a la absoluta.Desde entonces, no falla en las convocatorias de la "roja". Con ella, ha logrado su máximo logro deportivo. Participó en la consecución del título más importante que ha ganado España desde la Eurocopa de 1964. Ante Alemania, 44 años después, volvió a alzar el trofeo de campeón del continente.

EL MADRID, UN NUEVO RETO EN SU CARRERA

Ahora, está destinado a seguir sumando trofeos. Junto al portugués Pepe, formará una de las zagas más potentes del campeonato. Bueno, bonito y barato (sus 15 millones de euros no son comparables a los casi 100 que ha pagado el Real Madrid por Cristiano Ronaldo), Albiol está destinado a dar prestigio a una de las zonas de la defensa que en los últimos años ha estado necesitada de estabilidad.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información