Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Xabi Alonso pide no viajar a Asia

  • El donostiarra quiere presionar a Benítez para ser traspasado
El donostiarra quiere presionar a Benítez para ser traspasado
Defensa Central Defensa Central

El culebrón Xabi Alonso puede tener el golpe definitivo en las próximas horas. El centrocampista donostiarra le comunicará a Benítez que no le convoque para la gira que el Liverpool va a desarrollar en Asia.

Xabi Alonso está harto de su situación. El internacional español quiere cerrar cuanto antes su fichaje por el Real Madrid. Pero lo único que se está encontrando es la cabezonería de un Rafa Benítez que lo único que está haciendo es entorpecer la operación tasándole en unas cantidades muy por encima de su valor en el mercado.

XABI ALONSO QUIERE UNA SOLUCIÓN YA

Es por ello que Xabi Alonso pretende dar un golpe definitivo en la mesa. El jugador, al igual que hizo Huntelaar con el Madrid antes de partir hacia Irlanda, le pedirá a su entrenador que no le convoque para la gira del Liverpool que le va a llevar durante dos semanas por Tailandia, Malasia, China y Japón. Una medida de presión que persigue un único fin: que se abra un diálogo más cordial entre los clubes para su traspaso.

El jugador está tratando de ser lo más respetuoso posible con el club que ahora mismo le paga, pero no está dispuesto a que se rían de él en su cara, como ha hecho Rafa Benítez al tasarle en un precio que oscila entre los 45-50 millones, o al declarar que el jugador es alguien en el mundo del fútbol gracias a que lo ficho él. Es por ello que, si el técnico le deniega su petición de no viajar a Asia, el español se plantará definitivamente y no entrenará con el Liverpool hasta que no se resuelva definitivamente su situación.

EL FINAL DEL CULEBRÓN, MÁS CERCA

Pase lo que pase, podríamos estar ante los últimos coletazos de un culebrón que ha venido alargándose incomprensiblemente a lo largo del último mes. Si finalmente Xabi no viaja con su equipo significará que el Liverpool está dispuesto a negociar con el Real Madrid. Y de darse el caso de que el jugador se declarara en rebeldía, no habría otra solución que un pacto amistoso entre las partes para resolver el futuro del futbolista. En definitiva, estamos seguramente ante las últimas horas del donostiarra como jugador red, y si no tiempo al tiempo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información