Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cuatro revela una brutal agresión a un madridista en el Camp Nou

  • Lamentable comportamiento de los aficionados en la presentación de Ibrahimovic
Lamentable comportamiento de los aficionados en la presentación de Ibrahimovic
I.L. I.L.

Sonrojantes imágenes las que se vieron ayer en el Camp Nou. Cuatro nos muestra en un video como varios aficionados culés agredieron a un madridista sólo por el hecho de llevar la camiseta del equipo en el Camp Nou. Y encima, Laporta va presumiendo de presentación modélica. Manda narices.

Analizando las imagenes de este video, que fueron tomadas por un videoaficionado, se ve a un hincha madridista con la camiseta de su equipo totalmente destrozada debido a una pelea anterior con otros aficionados. El chico, totalmente indefenso y además con un brazo escaloyado, ve como un energúmeno vestido con la camiseta del Barça se le acerca y le propina más golpes sobre su cuerpo.

UN AFICIONADO FIEL A SUS COLORES

A continuación, lejos de avergonzarse y amedrantarse por la situación (algo que sí habría hecho un culé), y en una muestra de pasión a sus colores, se retira del estadio subiendo las escaleras del vomitorio besando el escudo de la camiseta ante la mirada atónita de todos los barcelonistas que estaban a su alrededor, que no deben tener mucha idea de que es eso de el amor a unos colores (ya sabemos cuanto les gusta a los catalanes la pasta). Cuando el chico ya iba a abandonar el estadio, otro aficionado culé con pinta de macarra de tres al cuarto de Las Ramblas le propina otros dos puñetazos.

¡Qué verguenza, señor Laporta! Y decimos señor Laporta porque el presidente es el principal responsable de los incidentes acaecidos ayer en el Camp Nou. Sus irracionales comentarios sobre la política de fichajes del Real Madrid de Florentino Pérez ha provocado que aficionados con poca materia gris en la cabeza protagonizaran estos altercados.

NADA QUE VER CON LAS PRESENTACIONES DEL MADRID

Pero, a pesar de este desgraciado suceso, los madridistas tienen dos motivos para estar orgullosos. El primero, felicitar al chaval por su muestra de fidelidad a unos colores, algo que un culé nunca podría hacer. Y segundo, el ambiente festivo de las presentaciones de Kaká y Cristiano Ronaldo. En el Santiago Bernabéu no se vieron aficionados destrozando los banquillos, ni gente llevándose el cesped a su casi, y tampoco altercados violentos de ninguna clase. Vamos, igualito que en la de Ibrahimovic, ¿a que sí Laporta?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información