Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Xabi sólo juega cinco minutos en la goleada perica a los reds

  • El donostiarra ha dejado de ser clave para Rafa Benítez. Gran Espanyol en la presentación oficial de su nuevo estadio
Espanyol 3-0 Liverpool
EFE EFE

El Espanyol estrenó el campo de Cornellà-El Prat con una goleada por 3-0 ante el Liverpool, uno de los mejores equipos del mundo, en un encuentro que quedará grabado en la memoria de todo el españolismo por la alta carga emotiva.

Después de doce años de alquiler en el Estadio Olímpico Lluís Companys de Montjuïc, el Espanyol disputó su primer encuentro en su nuevo estadio. El día no pudo ser más completo: fiesta en la grada y buen espectáculo sobre el terreno de juego con una contundente victoria ante el equipo de Rafa Benítez. El Espanyol, animado por el ambiente festivo que se vivió durante toda la jornada, afrontó el encuentro con una enorme ilusión y con muchas ganas de estrenar el estadio de Cornellà-El Prat con una victoria. Era un partido amistoso, pero con un carga emotiva tremenda para los jugadores blanquiazules.

El equipo del argentino Mauricio Pochettino acaparó todo el protagonismo y en el minuto dos del encuentro Iván Alonso dio el primer aviso. Los dos contendientes imprimieron un alto ritmo al choque y eso permitió ver un encuentro bastante entretenido que dejó detalles bastante interesantes.

De la Peña, que había sido duda durante toda la semana por unas molestias, volvió a demostrar que es el auténtico líder de este equipo. El cántabro utilizó todos sus recursos técnicos para deleite de la afición. 'Lo Pelat' compartió protagonismo con Shunsuke Nakamura, el fichaje que más expectativas ha creado este verano. El futbolista japonés dejó destellos de su clase. El momento culminante llegó en el minuto 20 cuando Nakamura habilitó a Luis García. El delantero aprovechó el error de Mikel San José en la anticipación y batió con frialdad a Reina. Luis García pasará a la historia como el primer goleador de la historia en Cornellà-El Prat.

El Liverpool, después de un inicio algo insulso, reaccionó liderado por su capitán Steven Gerrard. El inglés evidenció, una vez más, que no necesita mucho para crear peligro. El larguero, en primera instancia, y el palo izquierdo, en segunda, evitaron el gol del centrocampista. El conjunto españolista acusó la carga de trabajo de estas dos semanas de concentración. Sin embargo, en la recta final de la primera mitad volvió a tener dos buenas oportunidades para ampliar su ventaja. Luis García avisó con un remate desde la frontal y luego Medina Estrada anuló un gol por fuera de juego a Tamudo.

3 - RCD Espanyol: Kameni; Pillud, Jarque, Pareja, David García; Moisés Hurtado, De la Peña; Luis García, Iván Alonso, Nakamura; y Tamudo. También jugaron: Cristian Álvarez, Chica, Javi Márquez, Callejón, Verdú, Sahar, Coro, Víctor Ruiz, Lola, Dídac Vilà y Roncaglia.

0 - Liverpool:
Reina; Johnson, San José, Carragher, Insúa; Mascherano, Leiva; Kuyt, Gerrard, Benayoun; y Fernando Torres. También jugaron: Babel, Degen, Dossena, Spearing, Riera, Plessis, Voronin, N'Gog, Kelly y Xabi Alonso.

Goles: 1-0, m.20: Luis García; 2-0, m.62: Ben Sahar; 3-0, m.87 Ben Sahar.

Árbitro:
Sr.Estrada Fernández (C.Catalán). Amonestó a Pareja (m.27), Leiva (m.35), Carragher (m.39), Mascherano (m.44), Moisés Hurtado (m.64).

Incidencias: primer partido de la historia en el estadio de Cornellà-El Prat, que rozó el lleno. Los jugadores del Liverpool lucieron brazalete negro por el reciente fallecimiento de Bobby Robson.


Los cambios introducidos por ambos técnicos tuvieron una influencia directa en el juego, ya que el partido perdió algo de intensidad. El Espanyol, sin Nakamura y De la Peña, acusó la falta de un referente en el centro del campo y decidió esperar para salir a la contra. El Liverpool cumplió con el papel de invitado a la perfección. El conjunto que dirige Rafa Benítez no se esforzó mucho en aguar la fiesta que vivió durante todo el día el españolismo. Los ingleses buscaron casi por compromiso el tanto del empate aunque con muy poco esfuerzo y empeño.

El equipo de Pochettino sentenció el encuentro con un tanto de libro. Una contra muy bien trazada por Coro, Verdú y Callejón permitió a Ben Sahar lograr el segundo tanto de la noche. El delantero israelí no se puso nervioso y batió con frialdad a Reina. Fue la puntilla para el Liverpool. Ben Sahar rubricó la jornada con el tercer gol a pocos minutos del final. El conjunto de Pochettino completó un día histórico para el club. Los blanquiazules ofrecieron una gran imagen para deleite de su afición. El españolismo, que vive instalado en un ambiente de euforia desde hace unos meses, no pudo comenzar de mejor manera su nueva era en Cornellà-El Prat.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información