Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una portería que valió la Séptima

El encuentro fue ante el Borussia
Defensa Central Defensa Central

Los jugadores del Real Madrid y del Borussia fueron mudos espectadores de una de las anécdotas más grandes que se han vivido en la Liga de Campeones. Fue en 1998, la temporada de la Séptima, con el recordado gol de Mijatovic a la Juventus en la gran final.

El 1 de abril de 1988 el Real Madrid recibía al Borussia en el partido de ida de semifinales de Champions. Cuando ambos equipos saludaban al público que les aplaudían, en el Fondo Sur los Ultras estaban a otra cosa: a agarrarse y balancear las redes de separación con el campo cuyas cuerdas sujetaban a su vez la portería. Tal fue su ímpetu que la portería acabó cediendo y derrumbándose ante la perplejidad de propios y extraños. Sólo en ese momento apareció la policía. Hasta que culminaron su barbarie, ningún miembro de los cuerpos antidisturbios se dio por aludido. Hubo tres heridos, que fueron pocos para lo que pudo haber pasado, ya que la altura desde la que cayeron presumía males mayores.

Ante tal esperpento, los futbolistas se metieron en el vestuario mientras operarios y ‘uefos’ se acercaban a los tres palos destruidos y enmarañados entre las redes. Una portería que había sido instalada para el Mundial de España 16 años antes y que había sobrevivido muda a infinidad de partidos.a sorpresa fue comprobar que no había portería de repuesto, por lo que operarios blancos trasladaron una de la Ciudad Deportiva, por entonces sita en el mismo paseo de la Castellana, más allá de la Plaza Castilla. Cuarenta minutos después de la hora prevista para el inicio del encuentro ovación cerrada de la grada a la portería que hizo aparición por la entrada del córner en el Fondo Sur.


Más y más problemas

LA FICHA

REAL MADRID: Illgner; Panucci, Sanchís, Sanz, Roberto Carlos; Karembeu, Redondo, Seedorf; Raúl, Mijatovic y Morientes. Cambios: Suker por Mijatovic (m. 52) *, Jaime por Morientes (m. 90) s.c.

BORUSSIA: Klos; Reuter, Kree, Binz, Julio César, Reinhardt, Freund, Ricken, But, Herrlich y Chapuisat. Cambios: Decheiver por Herrlich (m. 50) * Zorc por Ricken (m. 83) 0

Arbitro: Van der Ende (Holanda). Amarillas: Sanchís, Julio César, Herrlich, Freund.

Goles: 1-0, Morientes (23’). 2-0,  Karembeu (67’)

Incidencias: Lleno en el Santiago Bernabéu

Pero los problemas se multiplican porque la nueva portería no cabía. Se intentó enclavar pero se enganchó. La portería era de entrenamiento y móvil. Se introdujeron los postes en los tubos y se clavaron por la parte de atrás para que no se levantara. Sobre el césped, los dos equipos calentaban, con el árbitro, los asistentes, los operarios, los delegados de la UEFA, los empleados del Real Madrid... Hasta 30 personas se juntaron para dar el visto bueno. Un asistente movió un poste y la portería se tambalea. Mira al delegado de la UEFA y éste le hace una mueca de conformidad.

El encuentro comenzó 75 minutos después y lo ganó el Madrid 2-0. Luego, en la vuelta, empató 0-0 para colarse en la final. Eso sí, los dirigentes del club alemán, esos que hoy piropean y fardan de que sea el Real Madrid el club con el que van a celebrar su centenario, intentaron ganar el partido en los despachos por 0-3, pero la UEFA no tragó.

 

 

 

 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información