Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ribéry podría estar al caer

  • El traspaso de Robben al Bayern y el interés del francés, principales motores de la operación
Inminente fin del período de fichajes
Borja Fernández Borja Fernández

Continúa la ‘semana fantástica’ en el Real Madrid. Al carrusel de traspasos que se han producido en la ‘Casa Blanca’ podría añadírsele en las próximas horas la guinda que ponga el colofón a tan excepcional pastel: Frank Ribéry.

La llegada de Ribery puede ser cuestión de horas. El traspaso de Robben al Bayern de Múnich ha abierto la puerta a la llegada del francés al Real Madrid, después del contacto entre Florentino Pérez y su homónimo Rummenigge para el traspaso del holandés. El alemán sabe que o traspasa ahora y saca tajada de verdad o la temporada que viene el precio se devaluará al ser el último año de contrato del francés en el equipo bávaro.

Primero llegaron Kaká, Cristiano Ronaldo, Benzema, Alonso y compañía, a los que siguió la marcha de Huntelaar, Negredo, Sneijder y Robben, entre otros. Ahora Florentino, que ya había fijado una de sus presas hace tiempo, el internacional francés Frank Ribéry, vuelve a la carga con la misión de capturarlo antes de que acabe el plazo de fichajes: el 31 de agosto, algo nada extraño si recordamos los casos de Rivaldo, Ronaldo o Sergio Ramos, traspasos que se concretaron esa misma fecha.

Lo que hace especialmente factible la llegada de Ribéry al Madrid es el reciente traspaso del holandés Arjen Robben al club bávaro. Este fichaje rehabilita las hasta ahora deterioradas relaciones entre ambos clubs y facilita una nueva ofensiva blanca por el extremo francés, pieza deseada desde el inicio de la pretemporada por Florentino Pérez. Además, la labor del consejero madridista Zinedine Zidane como mediador en el posible traspaso ha instigado en más de una ocasión al futbolista del Bayern, al mostrarse proclive a un cambio de aires. Por si fuera poco, en las últimas semanas el internacional francés a protagonizado una serie desaires paro con el club de la capital de Baviera al no haber jugado los últimos partidos de liga alegando problemas musculares, problemas que no le impidieron jugar un partido con su selección. Con todo, las negociaciones se han reanudado tras varias semanas en punto muerto y desde la directiva blanca no se dan por vencidos: "Está muy difícil, pero vamos a intentarlo", admitieron.

 

Cuestión de precio

Por el contrario, lo que podría frustrar dicho traspaso es el hecho de que, si finalmente se concreta el pase esta temporada, la operación podría alcanzar una cifra astronómica dadas las elevadas pretensiones económicas exigidas por el equipo germano en más de una ocasión, lo que podría aplazar las negociaciones hasta 2011, fecha en que el futbolista finaliza su contrato con el Bayern de Múnich, abaratando considerablemente su llegada al Madrid. Además, los últimos cruces de acusaciones provenientes de ambas entidades habían enturbiado las relaciones entre unas directivas que han limado asperezas con el traspaso del frágil holandés Robben (recordemos que las primeras ofertas para hacerse con él provenían desde Inglaterra) y que ahora, más que nunca, parecen obligadas a entenderse.

Ahora, a falta de ultimar nuevas salidas en el Real Madrid (caso de Miguel Torres o Van der Vaart, cuyo destino podría estar junto al propio Robben), la directiva del Real Madrid sigue negociando. La fecha límite es el próximo lunes y Florentino lo sabe.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información