Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Llegué a pensar que todo se había terminado"

  • Diarra recupera la sonrisa tras recuperarse de su dura lesión
Diarra recupera la sonrisa tras recuperarse de su dura lesión
Defensa Central Defensa Central

Mahamadou Diarra es un hombre feiliz. Tras superar el que él mismo considera "el peor momento" de su carrera, el de Mali volvió a los terrenos de juego ocho meses después ante el Rosenborg en el Trofeo Santiago Bernabéu. El mediocentro cuenta en la página web del club blanco todo por lo que ha pasado desde que se le detectara su lesión en la rodilla a finales del año pasado.

Una lesión tan larga desanima a cualquiera. Y Mahamadou Diarra ha pasado por momentos muy duros en los casi nueve meses que ha estado de baja. Tanto es así que, como el mismo futbolista confiesa, llegó a sopesar la retirada de los terrenos de juego: "El equipo estaba pasando por momentos difíciles y yo no podía hacer nada. En ese momento pensé que todo se había terminado. No podía correr, estaba todo el día en el gimnasio…Siempre pensaba cuándo iba a poder volver a jugar. Pero tuve paciencia y después de unos siete meses ví que el trabajo iba dando frutos y que podía correr con más intensidad, tocar balón. Entonces me di cuenta de que me tenía que animar y tenía que aguantar hasta el final. Intenté con todas mis fuerzas tener la mejor mentalidad para tocar balón cuanto antes y volver a jugar lo más pronto posible".

SU MEJOR APOYO FUE VAN NISTELROOY

Para esos momentos difíciles, el de Mali encontró su mejor apoyo en otro lesionado de gravedad, Ruud van Nistelrooy, ya que "había días que lo pasábamos muy bien juntos. Aunque también había otros en los que nadie quería hablar con nadie. Los dos pasamos por lo mismo y lo cierto es que me ayudó mucho. Él tenía más experiencia porque ya había pasado antes por una lesión grave, no como yo. Pasé por días muy malos, en los que no quería hacer nada. Sólo quería venir aquí, saludar a la gente y volver a casa. Y allí era peor, porque estaba solo y le daba demasiadas vueltas a la cabeza. Prefería quedarme a entrenar y bromear con él y el resto de compañeros".

SU REGRESO, UNO DE LOS MEJORES MOMENTOS DE SU CARRERA

El partido contra el Rosenborg supuso para el medio centro el fiinal de su calvario particular, en un choque en el que sus sensaciones fueron muy buenas: "me sentí muy, muy bien, de verdad. Mientras estaba calentando, pensaba que no se puede entender la vida un futbolista sin eso, sin salir a jugar. Cuando salí del hospital, pensé que mi carrera futbolística había terminado. Pero con mi trabajo conseguí que no fuera así. Primero en el calentamiento, y luego en los quince minutos que disputé con el equipo, pensé mucho en eso. Después del partido sentí una sensación muy especial. No sé cómo describirlo. Pensaba en los ocho meses que habían pasado, en las operaciones, en la lesión…De verdad, no tengo palabras para explicarlo. Fue algo muy grande. Pero lo importante es que ya estoy bien, con el equipo y feliz".

ASPIRA A GANAR LA CHAMPIONS

Para esta temporada el centrocampista se muestra más ambicioso que nunca, y aspira a lograr todos los títulos a los que opta el Real Madrid este año: "tengo muchos objetivos, la verdad. Creo que más que cualquier otro jugador. Porque quiero demostrar que estoy totalmente recuperado. De todos ellos, el más importante es la Champions. Quiero ganarla. Queremos satisfacer a los aficionados y al Club, que ha hecho una gran inversión esta temporada. Con el equipo que tenemos, podemos ir a por los tres títulos que aspiramos. Creo que esa es la actitud que debemos tener".

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información