Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Del Castilla a ídolo en el Espanyol

  • El equipo catalán cuenta con tres futbolistas de pasado merengue
El equipo catalán cuenta con tres futbolistas de pasado merengue
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El ovetense Luis García (6-2-1981) es un claro ejemplo de que un canterano madridista puede perfectamente triunfar con otra camiseta que no sea la merengue. Tras llegar al Real Madrid C en el año 2000, el jugador consiguió convertirse en uno de los grandes referentes del Real Madrid B, equipo del que pasó a jugar en Primera División con el Murcia, Mallorca y ahora, Espanyol.

El actual cuarto capitán del Espanyol tiene sello de la "Fábrica blanca", ya que Luis García estuvo tres temporadas (2000-2003) defendiendo la camiseta blanca en las categorías inferiores del club. De hecho, el asturiano llegó a disputar algún minuto con el primer equipo en la Copa del Rey, lo que le permitió progresar en su carrera hasta obtener una cesión para jugar con el Murcia en Primera División.

Así, su debut con el equipo murciano se produjo en agosto del 2003, en lo que sería una gran temporada en lo personal para Luis García. El delantero anotaba once goles y consolidaba su nombre entre las grandes promesas del fútbol nacional, si bien su equipo acababa descendiendo a Segunda División.

Por ello, el siguiente año el Madrid lo traspasa al Mallorca, conjunto en el que continuó con su ascensión y en el que volvió a marcar once goles en la máxima categoría. Números que llamaron la atención al Espanyol, por lo que el club periquito optó a comienzos de la temporada 2005/06 por hacerse con sus servicios. Desde entonces, Luis García ha anotado 38 goles en 147 partidos en Liga con los blanquiazules, lo que le ha convertido en uno de los grandes ídolos de la afición local.

 

Dos promesas del Castilla

Pero Luis García no es el único jugador espanyolista que en el pasado defendió la camiseta blanca. Junto a él están el granadino José María Callejón y el argentino Juan Forlín, dos jóvenes jugadores que han tenido que realizar el puente aéreo para tener oportunidades de triunfar.

En el caso de José Callejón se trata de un delantero de 22 años que la temporada pasada llegó a Barcelona tras pasar seis años en la cantera blanca. En su primer curso en el Espanyol anotó dos goles en casi 1.000 minutos de juego, lo que le ha permitido ganar confianza para encarar esta temporada con optimismo. De hecho, en el debut liguero del equipo, ante el Athletic de Bilbao, el ex madridista disputó algunos minutos.

Por su parte, Juan Forlín es un central argentino de 21 años que tiene un gran potencial. Entre julio de 2007 y febrero de 2008 perteneció en condición de cedido a la plantilla del Castilla, pero problemas con su pasaporte comunitario hicieron que regresase a su club de origen, el Boca Juniors.

En Argentina el jugador pudo debutar con su equipo en la Primera División en abril de 2008, llegando incluso en marzo de este año a ser convocado por Diego Armando Maradona para jugar con la selección Argentina. Sin duda, una progresión destacable que no pasó desapercibida para su compatriota Mauricio Pochettino, quien lo contrató este agosto para el Espanyol por un montante que asciende a los cuatro millones de euros.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información