Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Nadal sigue al Madrid desde Nueva York

  • Tras despachar a Fernando González
Tras despachar a Fernando González
EFE EFE

Rafael Nadal despachó a un ritmo frenético su compromiso con el chileno Fernando González y en 35 minutos aclaró su pase a la semifinal del Abierto de Estados Unidos, a tiempo para cumplir sus compromisos con los medios de comunicación y marchar a su hotel en Manhattan para ver por televisión el partido que el Real Madrid disputa este sábado ante el Espanyol.

Al tercer día desde que inició su encuentro de cuartos de final, la lluvia concedió el espacio suficiente a ambos tenistas para ponerse al día en relación al resto de aspirantes al último Grand Slam del año. El suizo Roger Federer, el serbio Novak Djokovic y el argentino Juan Martín del Potro, su próximo rival, con los deberes cumplidos con anterioridad.

El tenista español, que permaneció todo el día del viernes a la espera de que el tiempo diera una oportunidad a continuar su partido, llegó al Centro Nacional de Tenis Billie Jean King de Flushing Meadows a las nueve de la mañana del sábado. No llovía. Pero el cielo amenazaba agua. De hecho, minutos después a la conclusión del resto de partido entre Nadal y González, volvió a aparecer. Y obligó al parón de la jornada.

Tardó 35 minutos Nadal en cerrar el partido con el chileno. Proyectado por su inicio vertiginoso y la ruina que acompañó al sudamericano, excesivamente errático. Una ducha rápida y compromiso instantáneo con la prensa. A tiempo de ver el partido del Real Madrid con el Espanyol, en su hotel de Manhattan.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información