Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Con el gris a la conquista de Europa

  • El equipo intentará en Zúrich romper el gafe histórico de este color
El equipo intentará en Zúrich romper el gafe histórico de este color
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real estará de doble estreno este martes en el estadio Letzigrund de Zúrich, ya que además de debutar en la Champions ante el equipo suizo, también estrenará la nueva tercera equipación que el club usará en la competición.

Sin embargo, no será la primera vez que el conjunto merengue apueste por el color gris para su camiseta, ya que en otras ocasiones como en las temporadas 2003/04 y 2005/06 el equipo utilizó esta tonalidad para los partidos en los que portaba su tercera equipación.

Sin embargo, no puede decirse que este color haya dado tradicionalmente suerte al Madrid. El curso 2003/2004 fue el primero de una serie de tres en los que el Madrid se quedó en blanco, ya que no consiguió ningún título. De hecho, la última temporada de esta sequía fue la propia 2005/06, la última en la que el conjunto de Concha Espina no visitaría Cibeles.

Y es que la 2003/04 fue la temporada de la culminación galáctica, merced al fichaje de David Beckham por parte de Florentino Pérez. Pero de poco serviría tener un equipo con éste, Ronaldo, Figo, Zidane o Raúl, porque los de Queiroz harían aguas en un final de temporada desastroso.

 

Florentino retoma el gris

Aunque si la 2003/04 fue negativa, la 2005/06 fue la culminación de esta tendencia. Tras el paso por el banquillo de Wanderlei Luxemburgo y de López Caro, el equipo no conseguía ningún título y Florentino se veía obligado a dimitir debido a la crisis institucional que vivía el club.

De esta manera, el martes la camiseta que portará el Madrid tendrá un importante valor simbólico: romper el gafe de los años pasados y empezar el asalto a la Champions con otro equipo "galáctico" confeccionado por Florentino.

Sin embargo, el gris no ha sido el único color que el club ha utilizado más allá de sus tonalidades características. Ya en los estatutos fundacionales del Real Madrid se decía que "el uniforme reglamentario será, para los partidos ordinarios pantalón oscuro, corto y recto, blusa blanca y medias oscuras y para los partidos extraordinarios será pantalón y blusa blancos, medias negras con vueltas y cinturón con los colores nacionales”.

Blanco, morado y negro

Con el tiempo el equipo acabaría por convertir en su primera equipación la camiseta, pantalón y medias blancas, con motivo de ser el club decano de los equipos madrileños. Tradición que ha tenido pequeñas excepciones en la larga historia merengue, como en la temporada 1925/26, cuando el Real llevó un pantalón negro.

En 1952 se empezaron a emplear las segundas equipaciones, un hecho que permitió que el Madrid realizase diferentes modelos con colores diversos. Los más usados en estos más de cincuenta años han sido el morado y el negro, si bien colores como el rojo (con el que jugó en el famoso encuentro de Oddesa en 1973) o el propio gris han aparecido en las equipaciones madridistas de manera aislada.

Así, en esta temporada el conjunto de Chamartín ha decidido apostar de nuevo por un color poco empleado en la historia del mejor club del siglo XX, pero que parece ser del gusto de Florentino Pérez. Las dos anteriores ocasiones el Madrid no consiguió realizar buenas actuaciones, pero esta vez hay motivos para el optimismo. El martes empieza el asalto a la Décima y con él, el intento de romper el mal fario del color gris.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información