Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El regreso a casa de Pellegrini

  • El chileno estuvo cinco temporadas entrenando al Villarreal
El chileno visita a su antiguo club
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El mundo del fútbol en ocasiones es caprichoso, y en el caso de Manuel Pellegrini así ha sido. Y es que tras dos meses como nuevo entrenador del Real Madrid, el chileno regresará este miércoles al estadio del Madrigal, lugar en el que se encumbró como técnico y donde consiguió hacer del Villarreal un equipo de Champions.

Así, sin apenas tiempo para haber asimilado el nuevo cargo, el técnico de Santiago de Chile llegará a Castellón para enfrentarse a un Villarreal que no está teniendo el inicio de temporada esperado. El llamado "submarino amarillo" ocupa en estos momentos el decimoséptimo puesto en Liga tras cosechar sólo dos empates (Osasuna, Mallorca) y una derrota (Athletic) en tres partidos.

Tras la baja de Pellegrini a principios de este verano los amarillos decidieron apostar por Ernesto Valverde, un técnico que acaba de ganar el doblete griego con el Olympiakos. Sin embargo, el técnico cacereño está teniendo dificultades para armar el nuevo equipo, ya que cuenta con la baja por lesión de Marcos Senna, su jugador franquicia.

Por tanto, la sombra de Pellegrini está siendo alargada para el club presidido por Fernando Roig. No en vano, las cinco temporadas del chileno en el banquillo supusieron los mayores éxitos en la historia de un club que hace apenas diez años alternaba con problemas la Primera División con la Segunda.

Ascenso meteórico

Tras iniciar su carrera como entrenador en 1988 en el Universidad de Chile, además de por su país natal Pellegrini pasó por otros países sudamericanos como Ecuador y Argentina. En el país albiceleste sería donde se haría un nombre en el fútbol mundial, ya que tras dirigir al River Plate en la temporada 2002-2003 el Villarreal se fijaba en él para liderar su ambicioso proyecto.

Su mano no tardaría en notarse, ya que en su primera campaña en Castellón alcanzaba el tercer puesto en Liga y clasificaba al equipo por primera vez en la historia para jugar la Champions League. En años posteriores el equipo no haría otra cosa más que crecer, con unas semifinales en la máxima competición europea en la temporada 2005-2006 y un subcampeonato liguero en la 2007-2008.

En resumen, cinco años plagados de éxitos en los que Pellegrini consiguió 92 victorias en 190 partidos ligueros, con una marca de 291 goles a favor y 214 en contra. Sin duda, unos números espectaculares que este verano provocaron su fichaje por el Madrid y que el miércoles harán que en el Madrigal se le reciba como a un histórico del club.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información