Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Así marca el Madrid

  • El amplio abanico de posibilidades ofensivas que ofrece esta plantilla empieza a causar miedo en las defensas rivales
16 goles en cuatro partidos
Borja Fernández Borja Fernández

En tres partidos de Liga y uno de Champions el Real Madrid ha anotado 16 goles. Se dice que si el equipo aún no está conjuntado, se comenta que aún hay problemas tácticos e incluso que pasará factura el haber dejado marchar a determinados jugadores. Es posible. Lo único innegable es que este Madrid ha sido creado para golear. Desde 'Defensacental' hacemos un repaso a todos estos tantos del equipo merengue.

La 'galaxia' madridista aún no ha comenzado a brillar con todo su esplendor y aún así los rivales ya saben que como le des la espalda a este equipo, te mata. Una media de más de cuatro goles por encuentro así lo atestigua. Pero, ¿cómo consigue este equipo recolectar sus goles?

- Lanzamiento falta: para empezar, el fichaje de Cristiano Ronaldo, además de la venta de camisetas, aseguraba la eficacia en un aspecto del juego que quedó sin dueño desde la marcha de David Beckham. El internacional portugués ha comenzado a engrasar su diestra y ya ha conseguido que los gurdametas rivales se echen a temblar cada vez que el de Madeira se perfila para el lanzamiento. Dos tantos ante el Zúrich en Champions dan buena cuenta de ello.

- Desde el punto de penalty: tal potencial ofensivo hace suponer que las jugadas terminarán en el área rival por sí solas y aunque hasta la fecha el equipo blanco tan sólo se ha visto favorecido en una ocasión por el lanzamiento de pena máxima los madridistas no dejaron pasar la ocasión. Cristiano Ronaldo, cómo no, ante el Deportivo en la primera jornada dio buena cuenta del mismo.

- Jugada individual: tanta calidad repartida entre tantos jugadores tiene que servir para desatascar partidos aún cuando el equipo no funciona en conjunto. Huiguaín en Zúrich, Cristiano (otra vez) ante Espanyol y Xerez, y Benzema, también ante estos últimos, hicieron buena la frase del "yo me lo guiso, yo me lo como".

- Asociación de jugadores: hasta la fecha Kaká no ha podido cantar la dulce melodía del gol, pero sus pases, al más puros estilo Zidane (algunos, entre los que me encuentro, lo consideramos su más digno heredero) han permitido que en dos ocasiones Guti, ante Espanyol y Zúrich, y Granero ante los catalanes pusieran el colofón del gol a lospases telegrafiados del brasileño. Guti, otro experto en estas lides, también dejó su sello para que Van Nistelrooy se estrenara en liga este fin de semana tras su grave lesión.

- Llegada desde atrás: si por un motivo u otro, los delanteros no consiguen completar su trabajo por detrás llega la artillería pesada. Raúl, maestro por excelencia para aprovechar los despistes rivales, anotó sus dos tantos ante Espanyol y Zúrich empleando otra rama del fútbol menos ortodoxa, la 'pillería'. Guti, alumno aventajado, hizo lo propio ante los 'periquitos'.

- Córner: Granero vino para demostrar que un canterano tenía hueco entre tanta estrella internacional. De momentos sus lanzamientos de córners, entre otras cualidades, le avalan. Cristiano, y su cuarto tanto en liga, le están agradecidos.

- Zapatazo: en ocasiones ningún sistema táctico puede romper las defensas rivales, entonces es cuando un buen zapatazo se revela como la mejor solución, por sorpresiva e imparable. Si lo ejecuta Lass Diarrá, doblemente inesperado.

Que luego no digan los rivales que no se lo hemos advertido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información