Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Primera victoria a lo grande

  • RM.Castilla 3-1 Sporting B
RM.Castilla 3-1 Sporting B
Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano Alberto Piñero - Estadio Alfredo Di Stéfano

La mala racha llegó a su fin. El filial madridista consiguió la primera victoria de la temporada merced a un gran trabajo defensivo durante la primera mitad y al acierto en ataque. El filial rojiblanco acabó con nueve el encuentro, algo que no desmerece en absoluto el gran partido de los de Menéndez. Sólo la lesión de Cristian y la expulsión de Cordero al final del choque empañaron algo el triunfo blanco.

Después de unos primeros cuatro partidos en los que la mala suerte había impedido a los hombres de Alejandro Menéndez estrenar el casillero de victorias, el Real Madrid Castilla se enfrentaba en esta jornada entre semana a uno de los equipos más acertados en este principio de temporada: el Sporting de Gijón B. Los chicos del mítico Abelardo llegaban al Alfredo Di Stéfano habiendo perdido sólo un partido y en puestos de ascenso.

Sin embargo, las clasificaciones sólo valen antes y después de los partidos, pues sobre el césped son siempre once contra once. Aunque a juzgar por cómo empezó el encuentro, el filial merengue parecía un batallón de al menos un centenar. La presión adelantada de los madridistas –con un excelente trabajo de Cordero en la medular, y Mateos y Gary en la retaguardia- ahogaba en exceso al conjunto rojiblanco, que no encontraba huecos para sacar el balón de su campo. Así, Szalai dispuso de tres disparos a puerta en los primeros diez minutos, y Mateos estuvo a puto de cazar un balón rechazado dentro del área pequeña, que finalmente fue despejado por Jony López.

Mediada la primera mitad, Cristian dispuso de una ocasión inmejorable al recibir un pase de Raúl Ruiz en el punto de penalti. Sin embargo, el disparo mordido del ariete merengue salió rozando el palo derecho de la meta rojiblanca. A pesar de que el gol no llegaba, como en otras ocasiones, los de Menéndez no perdieron ni un ápice de concentración. Y merced a ello llegó el primer gol del encuentro. Un inocente saque de banda a la altura del área fue tocado por Szalai para Cristian, que con un hábil control se deshizo de su marcador. Javi Poves tuvo que lanzarse a cortar el balón pero encontró la pierna del madridista. Penalti claro y amarilla para el ‘3’ rojiblanco. Mosquera engañó a Dani Laviana desde los once metros y adelantó así al Castilla (27’).

LA RÁPIDA REACCIÓN BLANCA DECANTÓ EL PARTIDO

Siete minutos más tarde, Javi Poves vio su segunda amarilla por una inocente entrada a Velayos sin el balón en juego. Con diez y el Castilla tan enchufado, el Sporting empezó a perder los nervios y a pagarla con el colegiado. Abelardo fue expulsado, y el partido parecía muy encarrilado para los madridistas a pesar de que quedaba toda la segunda mitad por delante. Sin embargo, tras la reanudación, los de Mareo sorprendieron a propios y extraños. Se estaban sentando aún los aficionados cuando Sergio recogió un balón muerto en la línea de tres cuartos del campo merengue. Avanzó con el balón controlado y con un zapatazo desde 25 metros digno de Primera puso el empate en el electrónico (46’).

-          LA FICHA:

3 – RM.Castilla: Adán; Velayos, Gary, Mateos, Marcos Alonso; Raúl Ruiz (Juanfran 56), Cordero, Mosquera, Vázquez; Szalai (Nacho 79) y Cristian (Rubén Ramos 69).

1 – Sporting B: Dani Laviana; J.Lorente, Jony López, Alain, J.Poves; P.Acebal (Lázaro 70), Sergio (Portilla 58), Landeira, Guillermo; Carlinos (Jorge 63) y Carlos Álvarez.

Goles: 1-0, Mosquera (27); 1-1, Sergio (46); 2-1, Alain p.p. (50); 3-1, Szalai (54).

Árbitro: Iñaki Bikandi. Mostró tarjeta amarilla a Alain, Landeira, y expulsó a Javi Poves y Guillermo por doble amarilla, y Cordero y Abelardo por roja directa.

El fantasma de la remontada se dejó ver entonces por Valdebebas, pero prácticamente salió por la misma puerta por la que entró. Y es que cinco minutos después del tanto visitante, Alain desvió hacia su portería una falta lateral botada por Mosquera con maestría (50’). El gol espoleó a los de Menéndez, que volvió a controlar el partido como en la primera mitad. Así, Cristian estuvo a punto de culminar un autopase precioso en el área que se marchó fuera, y en el cincuenta y cuatro llegó la sentencia. Cordero centra desde la derecha y Szalai remata de cabeza en plancha. Contraataque de manual que sirvió para certificar el gran partido del mediocentro blanco, y para saciar el hambre de gol del húngaro.

Tras el gol llegaron los cambios por ambos bandos y el partido entró en stand-by en lo que a juego se refiere, y se encendió en juego duro. Cristian, el delantero merengue, tuvo que ser sacado en camilla tras una dura entrada, y el colegiado expulsó rigurosamente a dos jugadores antes del final del partido. Primero a Cordero, que manchó así un excelente encuentro, y luego a Guillermo por una segunda tarjeta amarilla rigurosa cuanto menos. Rubén Ramos tuvo dos oportunidades para redondear la goleada, pero en la primera falló un penalti que él mismo forzó, y en la segunda el auxiliar anuló su tanto por fuera de juego. Así terminó el encuentro, que quitando la lesión de Cristian y la expulsión de Cordero, fue perfecto para los intereses del filial blanco. Primera victoria, y a lo grande.

Fotografías: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información