Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los árbitros buscan al Madrid

  • El equipo de Pellegrini recibe patadas y, sin embargo, es el que se lleva las tarjetas
El equipo de Pellegrini recibe patadas y, sin embargo, es el que se lleva las tarjetas
Defensa Central Defensa Central

No ha hecho más que comenzar la temporada y el Real Madrid ya tiene en su cogote el incipiente aliento arbitral. Ello no ha repercutido aún en puntuación, ni siquiera en triunfos o derrotas, pero la sensación que deja el comienzo de temporada en cuanto al tratamiento recibido por los de Pellegrini es, cuando menos, para ser tenido en cuenta.

Da la sensación de que los equipos que se enfrentan al Real Madrid tienen carta blanca para golpear a diestro y siniestro. Con las manos, empujones, patadas, insultos, amagos de agresiones o intentos de desestabilización son algunos de los trucos que tienen que aguantar los jugadores del Real Madrid.

De esta forma, un jugador como Ángel, que se hartó de golpear a Ronaldo en el choque ante el Villarreal, de agredirle incluso, poniéndole la mano en la cara, se fue de rositas porque Mejuto le perdonó como si del cura del confesionario de El Madrigal se tratara. Los amarillos se hartaron de repartir estopa a los blancos con la permisividad arbitral por bandera en todo momento. Gonzalo Rodríguez fue expulsado porque confundir a Kaká con un saco de gimnasio es lo mínimo que demanda, pero Eguren, Capdevila o Godín sacaron el hacha de guerra. A Mejuto se le olvidaron las tarjetas. O quiso olvidarlas. Todo lo contrario para los blancos. Lass, Guti y Gago sí que vieron la cartulina. Se repitió la historia de Zúrich, en la que el equipo que recibe las patadas se lleva al zurrón más cartulinas. Algo que se está convirtiendo en una peligrosa tónica habitual. Dentro de 9 días, partido en el Pizjuán ¿Se repetirá la tónica?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información