Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Nosotros tenemos más arraigado el amor al escudo"

  • El defensa lo tiene claro : "Tenemos que ser un equipo de primera talla mundial y con presencia de jugadores de cantera"
Arbeloa defiende la presencia de canteranos en el equipo blanco
Defensa Central Defensa Central

Álvaro Arbeloa permaneció tres temporadas en la entidad blanca antes de que, tras un paso fugaz por el primer equipo y una prometedora campaña en La Coruña, Rafa Benítez le contratase para dominar la banda derecha red. Tres años de exhibición de madurez le sirvieron para que el Madrid volviera a fijarse en él, ahora sí como parte activa del nuevo proyecto de Florentino. El canterano no podía soñar nada mejor, y lo confiesa.

El lateral del Real Madrid se muestra satisfecho porque finalmente ha alcanzado la meta de una larga carrera que se inició hace ya años con su llegada al filial blanco: “He llegado aquí a base de muchísimo trabajo, y es cierto que hace unos años era impensable. Uno luchaba por llegar hasta aquí pero se ve demasiado lejos. Las cosas me han ido bien y ahora estoy donde estoy, luchando por todo y feliz en el Real Madrid”.

Una vez aquí, sólo mira adelante en busca de unos títulos que hagan brillar aún más lo que ya es todo un sueño, pero Arbeloa todavía disfruta recordando algunos momentos memorables de su paso por la cantera, como por ejemplo el ascenso a Segunda División en un estadio que ahora comparte con los mejores jugadores del planeta: “Esas cosas no se olvidan. Era un ascenso muy deseado por lo que supone para el Club tener al filial en Segunda División. Fue especial porque lo conseguimos en el Santiago Bernabéu ante 60.000 personas. Todos esos recuerdos son bonitos, ojalá que pueda repetirse pronto algo así con el Castilla de ahora”. El Bernabéu fue la cima por aquel entonces, pero antes también le tocó al salmantino vivir otros momentos históricos en la ‘casa blanca’, como el estreno del campo Alfredo Di Stefano: “Nos tocó a nosotros inaugurar el campo. Recuerdo que regresaba de un partido con el primer equipo y lo estrenamos después, ante el Málaga B, un partido que conseguimos ganar y del que guardo un buen recuerdo”.

De lo que se siente más orgulloso es de que en un equipo de tal proyección mundial la marca de ‘La Fábrica’ también pueda dejar su huella: “Eso es lo que queremos todos. Ser un equipo de primera talla mundial y que haya presencia de jugadores de cantera. Hay tres jugadores que llevan más de diez años aquí que son canteranos y han demostrado el nivel que tienen. Los que venimos de abajo queremos demostrar que también estamos capacitados para jugar en este equipo”. Y claro, si además el público se vuelca con ellos, la satisfacción es infinita: “En el caso de Esteban Granero y del mío, hemos podido demostrar que tenemos el nivel suficiente para estar en la élite y nos hemos ganado el derecho de estar en el primer equipo. Ya no somos esos chavales que pedían una oportunidad y creo que la gente te lo agradece. Nosotros, por supuesto, estamos encantados”. ¿Secretos? Ninguno: “En principio, nada en especial. No vas a jugar mejor o peor por ser un canterano, pero uno ha mamado lo que es el Real Madrid desde abajo, conoce al Club y su filosofía perfectamente, y el amor a este escudo lo tiene más arraigado que gente que pueda venir de fuera”.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información