Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La Décima debe estar hoy más cerca

  • El Madrid debe vencer y convencer en su juego. El Marsella fiará toda su suerte al físico de sus jugadores. Un triunfo dejaría al Madrid en mano a mano con el Milán por el primer puesto del grupo siempre que éstos ganen
Real Madrid-Marsella (20.45)
David Jorquera - La Previa David Jorquera - La Previa

Primer partido de Champions en el Bernabéu. El mejor de los síntomas para los blancos sería repetir puesta de largo en el mismo escenario allá por el mes de mayo, cuando el estadio merengue acoja la gran final de la competición más importante en Europa a nivel de clubes.

Para llegar al mes de las flores con  opciones de título, el Madrid debe pasarse por la piedra, vulgarmente hablando, al Olympique de Marsella de los amigos Morientes y Heinze. Más querido el primero, eso sí, con mucha diferencia. Del segundo se pueden esperar regalos. Si son en forma de goles a favor del Real Madrid serán, a buen seguro, bien recibidos por un Bernabéu al que nunca terminó de convencer por su lentitud.

FICHA TÉCNICA.

REAL MADRID: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Albiol, Marcelo; Kaká, Xabi Alonso, Gago o Guti, Cristiano; Raúl y Benzemá.

OLYMPIQUE DE MARSELLA: Mandanda; Bonnart, Heinze, Diawara, Taiwo; Valbuena, Cheyrou, 'Lucho' González, Abriel; Niang y Morientes.

ARBITRO: Martin Hansson (SUE).

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

HORA: 20.45/Autonómicas.

Pellegrini alberga dudas en el once, más por culpa de los golpes y las lesiones que por otra causa. Pese a ello, el buen juego es algo sobre lo que no debe dudarse. Si el Madrid quiere volver a atemorizar a la Europa futbolística no le queda más remedio que ganar, golear y jugar como Dios manda. Sin titubeos y, a ser posible, sin tener que recurrir a los guantes de su santo portero.

EL TOQUE CONTRA LA FUERZA

Los galos tirarán de físico para intentar torturarle el estreno en casa a los blancos. El músculo de los jugadores de color que dirige Deschamps supondrá, como si de una carrera de obstáculos se tratara, un cambio constante de ritmo: saltos, choques, templanza, velocidad o pausa serán algunos de los condimentos que deberán usar los de Pellegrini para domar a la fiera que vive más allá de los Pirineos. Por si esto fuera poco, el Madrid podrá tirar de afición (se espera lleno total en Chamartín) y, lo que es más importante, de buen fútbol para allanar el asalto a la Décima Copa de Europa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información