Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Drenthe sigue afectado por la lesión de Bertrán

  • Sufre estrés postraumático según el diario El País
Sufre estrés postraumático
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

Tras la derrota en Sevilla, Marcelo fue uno de los que peor parado salieron, pues quedó ciertamente en evidencia al no poder parar a Jesús Navas en todo el partido. Sin embargo, el debate se ha extendido hacia el otro inquilino de la banda izquierda merengue: Royston Drenthe.

Según ha podido saber Defensa Central, el holandés estaba especialmente motivado y centrado en este inicio de pretemporada, y de hecho, así lo ha demostrado en los minutos que ha disfrutado entre partidos amistosos y oficiales con Manuel Pellegrini en el banquillo. Sin embargo, un accidente fortuito en el penúltimo partido de Liga ante el Tenerife ha vuelto a desatar las iras contra Drenthe.

Un balón disputado entre Marc Bertrán y el extremo tulipán terminó con el lateral isleño lesionado para cuatro meses después de que el '15' blanco llegra tarde y le pisara accidentalmente el tobillo. El jugador se apresuró a pedir disculpas pública y privadamente al capitán del Tenerife, sin embargo no consiguió evitar que algunos medios de comunicación volvieran a pedir su salida del club blanco, como ya sucediera la temporada pasada en algún tramo del campeonato.

Todo este revuelo formado durante la semana pasada ha terminado por afectar al jugador merengue, que padece "una suerte de estrés postraumático" según publica el diario El País. De esta forma, parece que esas dudas en el flanco siniestro se acrecientan ahora que Drenthe no está al cien por cien desde el punto de vista psicológico y anímico.

 

DRENTHE YA SUFRIÓ PROBLEMAS DE ANSIEDAD

No es la primera vez que el jugador holandés sufre problemas después de recibir duras críticas tras un partido. Y es que la temporada pasada ya sufrió los pitos del Bernabéu durante el partido ante el Deportivo de La Coruña. Aquella noche, el jugador se marchó "muy triste" y casi llorando -como afirmó él mismo- tras ver cómo su afición le silbaba en los apenas veinte minutos de que dispuso saliendo desde el banquillo por haber fallado en una acción.

Tras este capítulo a finales de enero, el holandés sufrió un episodio de ansiedad que le atenazó durante mucho tiempo y le impidió jugar con la elástica blanca hasta que la temporada estaba cerca de terminar.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información