Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los rivales cosen a patadas a los jugadores blancos

  • Han recibido 103 faltas en 6 partidos
Derribados en 103 ocasiones
Elena Costa Elena Costa

En sólo seis partidos de Liga disputados, los jugadores del Real Madrid han sido objeto de falta en 103 ocasiones, lo que significa una media de 17 faltas por partido. Un dato que refleja claramente las intenciones de los rivales: parar a las estrellas blancas como sea.

Sin embargo, el Barcelona, máximo rival del conjunto blanco ha recibido 86 faltas, 17 menos, que el Real Madrid. Estas cifras demuestran lo difícil que puede ser para los contrincantes quitarles el balón limpiamente a los jugadores merengues. Los Cristiano, Kaká, Xabi Alonso y compañía ya se están acostumbrando a morder el césped. Además, las quejas de los azulgranas ante las faltas que reciben sus futbolistas han creado un proteccionismo desmesurado por parte de los colegiados, que pican día sí, día también por la teatralidad con la que acompañan cada contacto de un rival sea o no falta. Alves, Messi o el propio Iniesta son reflejo de ello. Tan buenos con el balón en los pies como tirándose a una piscina (Iniesta), parándose ante cualquier contacto con amplios aspavientos (Messi) o simulando que le han partido una pierna por la mitad (Alves). Son los tres más significativos, pero no los únicos.

Por otra parte, los madridistas han creado en lo que llevan de Liga 700 jugadas de ataque por las 690 del Barcelona. Otro dato que demuestra el potencial ofensivo del conjunto blanco y, que a pesar de la derrota de la última jornada frente al Sevilla, el Real Madrid lo da todo cada fin de semana para lograr la victoria. Han rematado a portería en 120 ocasiones mientras que el Barça lo ha hecho 87 veces. Otra superioridad más que hay que valorar positivamente dado que son cifras que aseguran goles y espectáculo cada vez que el Madrid juegue. Dos requisitos fundamentales que Florentino Pérez ha pedido siempre al equipo y entrenador, incluso en su primera etapa como presidente.

LA DEFENSA LA ASIGNATURA PENDIENTE

Sin embargo, la asignatura pendiente sigue siendo la defensa, dónde aquí el Barcelona sí que tiene mejores números: 48 remates en contra por los 85 que recibe el Real Madrid. Aún así Casillas sólo ha recibido 4 goles en contra por lo que no hay que desanimarse porque esto confirma que el Madrid tiene al mejor portero del mundo lo que supone una garantía en comparación con un Valdés mediocre, que sigue sin saber darle a la pelota con los pies, al margen de que en las salidas los árbitros le perdonan penaltis clamorosos como ante el Almería.

Si todo sigue así, lo más normal será que el Madrid dé caza al los catalanes que no pueden despistarse si quieren seguir en lo más alto de la tabla, ya que tienen al Real Madrid y al Sevilla pegados al 'cogote'. La fortuna de momento parece que está sonriendo a los catalanes, pero la suerte se busca y en este sentido los jugadores blancos la están buscando mucho más que el Barcelona. Ahora sólo queda esperar la recompensa: cazar al Barça.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información