Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¿Se podría haber evitado la recaída de Ronaldo?

  • Opine en Defensa Central
Opine en Defensa Central
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central

La Liga ha dejado paso a los compromisos internacionales en esta semana y media, y el madridismo no derrocha precisamente optimismo en estos días. Y es que, al sabor amargo que dejó la derrota en Sevilla, ahora hay que sumarle la lesión de Cristiano Ronaldo, que podría estar hasta cuatro semanas en el dique seco.

El luso se lesionó el miércoles 30 de septiembre en el partido de Champions League que el Real Madrid disputó ante el Olympique de Marsella (3-0) tras una fuerte entrada de Diawara en el minuto sesenta que el árbitro sueco Martin Hansson castigó como penalti. No pudo acabar el encuentro sobre el césped, se le diagnosticó "un esguince de tobillo de grado I", y desde el propio parte médico que facilitó el club se apuntaba que "estaría pendiente de evolución" y que "era duda para el partido ante el Sevilla", que se disputaba apenas cuatro días después del encuentro europeo.

Finalmente, el '9' merengue no jugó en el Sánchez Pizjuán al no ser incluido en la convocatoria de Manuel Pellegrini, sin embargo Carlos Queiroz sí que le citó para el vital choque que Portugal debía disputar ante Hungría el sábado 10 de octubre (diez días después de que Ronaldo se lesionara). Cristiano acudió con su selección y, poco a poco se fue encontrando mejor, hasta el punto de que un par de días antes del partido estaba convencido de poder jugar, y así se lo comunicó al Real Madrid.

A priori (y siempre hablando de la postura pública), todas las partes estaban de acuerdo en que Ronaldo jugara el sábado: tanto el jugador, como el club blanco y la Federación Portuguesa de Fútbol, así como sus respectivos servicios médicos. Sin embargo, el actual Balón de Oro sólo pudo aguantar 26 minutos sobre el césped del estadio Da Luz de Lisboa, y ahora además del "esguince del ligamento lateral interno grado I-II", sufre también una "inflamación y edema óseo en el astrágalo", lo que le podría mantener hasta cuatro semanas fuera de los terrenos de juego y perderse así hasta ocho partidos con el Real Madrid.

Así pues, las dudas surgen ahora. ¿Se podría haber evitado la recaída de Ronaldo? ¿Se arriesgó demasiado permitiendo al jugador que reapareciera ante Hungría diez días después de lesionarse? ¿El Real Madrid debería sentirse indignado con la Federación Portuguesa?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información