Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un pulmón que vale por tres

  • Sergio Ramos lo ha jugado todo desde que se recuperara de su lesión en el talón de Aquiles
Sergio Ramos lo ha jugado todo desde que se recuperara de su lesión
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Sergio Ramos se ha consolidado, una vez más, como un hombre fijo en los esquemas de Manuel Pellegrini y Vicente del Bosque tanto en el Real Madrid como en la Selección Española. El lateral de Camas, desde que fuera titular en la tercera jornada de Liga ante el Xerez, no ha faltado a ninguno de los compromisos oficiales de su club o de su combinado nacional, habiendo sido titular en seis ocasiones y sólo una vez suplente en el choque ante Bosnia del pasado miércoles.

Una vez más, el sevillano ha tirado de casta para echar abajo términos muy usados en el mundo del fútbol como el de falta de rodaje o lo imprescindible de las rotaciones para tener un buen rendimiento. Ramos, tras superar una importante lesión en el talón de Aquiles que le tuvo en el dique seco casi tres meses, y sin apenas realizar pretemporada, ha tenido la hombría de adaptarse a la situación y, pese a estar todavía lejos de su mejor forma, participar en todos y cada uno de los partidos oficiales que tanto Real Madrid como Selección tenían programados a partir de esa fecha del 12 de septiembre.

UN ESPERADO REGRESO

Porque ese día fue uno de los más importantes en la carrera futbolística de Sergio Ramos. Su retorno ante el Xerez tres meses después de su lesión durante la Copa Confederaciones suponía no solo la vuelta de uno de los pilares defensivos del Madrid de éstas últimas temporadas, sino también la vuelta a los terrenos de juego de uno de los emblemas de Florentino Pérez en su anterior periodo electoral. Ver a Sergio Ramos  de vuelta en un terreno de juego suponía para los aficionados madridistas ver por primera vez juntos a los galácticos de la nueva era con uno de los escasos representantes que aún quedan en la plantilla del anterior mandato’ florentiniano’.

Y su regreso no ha podido ser positivo para los intereses madridistas. Con Arbeloa de baja a causa de su esguince de rodilla, y con Metzelder gafado con las lesiones, a Ramos no le ha quedado otra que jugar todos los partidos. Y en todos ellos con un rendimiento notable. Ante el Xerez cumplió con creces, y eso que se trataba de su regreso a los terrenos de juego tras dos meses y medio sin jugar un partido. Ante el Villarreal, y desde la posición de central, lideró a sus compañeros de zaga para que ese día los blancos no encajaran un solo gol en ese partido.

EL EQUIPO HA GANADO EN SEGURIDAD DEFENSIVA

Lo mismo se puede decir de los partidos ante Tenerife y Olympique de Marsella, en los que su compañero Casillas tuvo la fortuna de no tener que recoger balón alguno dentro de la portería. El único lunar en esta inmaculado retorno a los terreno de juego del lateral andaluz fue el partido ante el Sevilla, donde los laterales se vieron en todo momento desbordados por los Jesús Navas, Perotti, Adriano y compañía.

Con la Selección ha tenido la misma continuidad que la mostrada en el conjunto entrenado por Manuel Pellegrini, aunque Del Bosque tuvo la deferencia de dejarle en el banquillo en la goleada ante Bosnia del pasado miércoles, aunque eso no fue eximente para que al final del partido gozara de algunos minutos en el siempre hostil territorio balcánico.

EL MEJOR SERGIO RAMOS ESTÁ POR LLEGAR

Dicho lo cual, los madridistas tienen que estar de enhorabuena porque poco a poco se está recuperando al Sergio Ramos que tanto brillara en sus primeras tres temporadas en el equipo blanco, en las cuales, a pesar de su juventud, supo ganarse a los aficionados gracias a un liderazgo y una casta impropias de un futbolista de su edad. Si Sergio Ramos finalmente alcanza ese nivel el Madrid tendrá mucho ganado, y el resto de sus compañeros también.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información