Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Yo habría reestructurado el Real Madrid"

  • El entrenador del Arsenal reconoce que "el Madrid es el club de mi infancia"
Wenger se confiesa orgulloso tras haber rechazado la oferta de Florentino
Defensa Central Defensa Central

Arsene Wenger ha admitido que estaba muy tentado por unirse el pasado verano al club de su infancia, el Real Madrid, pero ahora revela en 'L'Equipe' que los asuntos pendientes en el Arsenal lo convencieron para quedarse.

El francés fue tentado con una lucrativo contrato para unirse al club "merengue", pero admite que la "libertad" de que disfrutaba trabajabando en los Gunners fue una parte crucial en su rechazo final: "Desde pequeño, crecí viendo a esos tipos de blanco ganándolo todo, por supuesto me sentía atraído por ese club, pero ahora tengo un pacto con los jóvenes jugadores de mi equipo y quiero que esta apuesta personal tener éxito". "Me decanté por lo que consideré más importante en mi trabajo: la libertad. Y aquí la tengo"; entre otras cosas, porque reconoce que para él el dinero no es prioritario: "Yo podría haber elegido ganar un gran salario en Madrid, pero tengo una buena vida en Londres. A mi edad el dinero no puede desempeñar un papel clave".

El técnico del Arsenal, que ha creado toda una filosofía de fútbol en Inglaterra, sabe que podría haberlo trasladado también a Madrid: "Si hubiera fichado por el Madrid habría intentado filtrar toda mi filosofía, reorganizarlo todo. Podría haber formado las bases para reestructurar el club"; reconoce 'modestamente' el francés, aunque aclara: "Eso no me habría impedido firmar a Ronaldo y Kaká. Eso es sólo la firma de algunos jugadores, el Real Madrid debe mantener su tradición de un juego bonito"; al tiempo que aprovecha para comparar esta histórica tendencia con la actual buena marcha del eterno rival blanco, del que admira su modelo de cantera: "Tienen que hacer lo que ha logrado en Barcelona a través de los jugadores jóvenes: la creación de una cultura".

"Si en dos años no tienen éxito, será culpa mía"

Esa lealtad a la formación de jugadores le llevó a rechazar en su moemnto la contratación de figuras contrastadas como Xabi Alonso o Gareth Barry y que justifica con estas palabras: "Si les hubiese contratado habría matado la progresión de Song, Diaby y Denilson". Y añade: "Mis principios me han prohibido hacer eso. En realidad, el momento en tomé esa decisión fue mi momento en el que estaba más cuestionado en el Arsenal, la temporada pasada, pero fue el momento en que hice más por el club". "Le dije a los accionistas que teníamos que confiar en este equipo. Todo se basa en mi propia convicción. Si en dos años no tienen éxito, será culpa mía. Es una apuesta que hice".

Y aunque todavia no ha logrado ningún gran título a nivel europeo: "Estamos muy cerca de lograr algo grande en la Liga de Campeones con un equipo muy joven, con un presupuesto bien equilibrado, frente a otros clubes que no respetan esto último. Jugar cuando se están perdiendo 150 millones de euros para mí es un engaño", en referencia a los multimillonarios desembolsos de equipos como el Madrid o el Manchester City. "Eso no es idealismo," concluye.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información