Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Quieren parar el reloj en el dieciséis

  • Son los años que los blancos llevan sin ganar la Copa del Rey, desde 1993. Pellegrini, incomodado por los últimos resultados, sacará un once competitivo. Raúl, Guti, Casillas y Florentino, ante el único título que se les resiste.
Alcorcón-Real Madrid (22.00)
David Jorquera - La Previa David Jorquera - La Previa

Las casualidades que ofrece el planeta fútbol hacen que la competición tradicionalmente más despreciada por la gran mayoría de los equipos importantes, la Copa del Rey, se convierta en el máximo deseo de aquellos que han ganado Ligas, Champions o Intercontinentales.

Los Raúl, Casillas o Guti, con una experiencia más que dilatada a lo largo de los últimos años han coleccionado trofeos. Muchos trofeos. Tanto individuales como colectivos. El portero, incluso, ha logrado una Eurocopa de naciones. Sin embargo, a todos ellos les falta la Copa del Rey en su palmarés particular. Algo raro y que se ha convertido casi en obsesión para el Madrid de Florentino. Un Florentino que tampoco ha saboreado el título copero, y que ha perdido dos finales, ante Deportivo y Zaragoza, de ahí que al presidente no le valga ninguna excusa para no pelear hasta la extenuación por un título que el Madrid no huele desde 1993.

Alineaciones probables:

Alcorcón: Juanma; Rubén Sanz, Mora, Ernesto, Cascón; Bejar, Rubén, Iñigo López, Gómez; Borja y Nagore.

Real Madrid: Dudek; Arbeloa, Garay, Metzelder, Drenthe; M.Diarra, Gago; Granero, Guti, Van der Vaart; y Benzema.

Árbitro: Turienzo Álvarez (colegio castellano-leonés).

Estadio: Santo Domingo.

Hora: 22.00 (Canal )

Pellegrini, azotado como los leones de Atila, no puede permitirse el lujo de no ganar en Alcorcón, el clásico equipo simpático de inferior categoría que está ante la oportunidad de su vida para autopromocionarse. De ahí que tanto la convocatoria como el once inicial sean de garantías. Las mismas que el chileno necesita ofrecer a sus jefes y, por ende, a sus aficionados.

DUDEK, EN SU COMPETICIÓN

La historia dice que al Madrid le cuesta un mundo ganar este tipo de partidos. Dudek se ha convertido en un experto en recojer balones en campos de minúscula capacidad que ponen fin a su temporada particular. Si el Madrid quiere hacer historia, por obvio que parezca, no puede permitirse el lujo de aborrecer la Copa de la manera tan exagerada que lo ha hecho en las últimas temporadas. Además, el orgullo que debe reconcomer por dentro a varios de los integrantes del plantel blanco, hartos de ser cuestionados por la Cristiano-dependecia del Madrid, debería ser suficiente para salir de Alcorcón con la eliminatoria resuelta. Guti y Raúl, probablemente desde el campo, Iker en su casa y, sobre todo, Florentino desde el palco no quieren que eso de la Copa les vuelva a sonar a chino.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información