Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¿A quién protegía realmente Pellegrini?

  • "Si hubiera sido egoísta no habría cambiado a Lass", afirmó el entrenador chileno en rueda de prensa
"Si hubiera sido egoísta no habría cambiado a Lass", afirmó en rueda de prensa
Borja Fernández Borja Fernández

El Real Madrid perdió ante el Alcorcón la oportunidad de desquitarse de la mala imagen ofrecida en el partido de ida. La eliminación, la imagen del equipo y los cambios del técnico madridista desesperaron a la afición.

El Real Madrid se presentaba ante su afición con la convicción de dar la vuelta a un 4 a 0 en el partido de ida que, además de complicar la clasificación de los blancos, había sacado los colores a la plantilla madridista y de todos sus aficionados. Heridos en su orgullo, los blancos quería demostrar que lo de Alcorcón habí sido un despiste. Para lograr la remontada, Manuel Pellegrini presentó un once inicial menos ofensivo de lo esperado, ya que jugadores como Benzema, Guti o Xabi Alonso se habían quedado fuera de la convocatoria y los Granero, Marcelo y Van der Vaart deberían esperar su turno en el banquillo. Entre otras decisiones estrambóticas, el técnico chileno volvió a situar al francés Lass Diarrá como lateral derecho, dejando el mediocampo para la pareja, de corte defensivo, Gago y Diarrá, con Kaká, Higuaín, Raúl y Van Nistelrooy en el ataque para lograr los cinco goles necesario para dar la vuelta a la tortilla.

Los minutos para la remontada del equipo de Pellegrini decrecían de manera directamente proporicional a cómo la inquietud crecía entre los aficionados madridistas que habían acudido en masa al Bernabéu. Acabó la primera mitad del partido y los locales se demostraron incapaces de hacer un gol al equipo de Segunda B. 0 a 0 y la sensación de que el milagro no se produciría, no esta noche. Tras el descanso, Pellegrini optó por retirar a uno de los componentes del doble pivote, Mahamadou Diarrá, e introdujo en su lugar a un jugador, Van der Vaart, con mayor preoyección ofensiva. El juego, y los goles, continuaban sin llegar. En el minuto 70, el entrenador del Madrid decidió retirar al hasta ese momento lateral derecho del equipo, Lass, para dar lugar en el terreno de juego a Marcelo y fue cuando el publico perdió la paciencia. Una sonora pitada y gritos de "¡Pellegrini, dimisón!" reflejaron la actitud de un respetable que no comprendió en ningún momento la estrategia del chileno. El partido concluyó con un gol del holandés que no sirvió para limpiar la imagen

apática de los blancos.

Tras el partido, Pellegrini reconoció en rueda de prensa que "si hubiera sido egoísta no habría cambiado a Lass". El entrenador justificó el cambio alegando que el francés "venía de una semana parado por un problema familiar. Ahora tiene dos partidos más con su selección. Por eso, me pareció prudente sustituirle". El internacional había sido, junto con la fresca aportación de Van der Vaart, de lo mejor del partido. Tras el encuentro, en caso de una hipotética remontada, el jugador se hubiera marchado con su selección sin compromiso liguero hasta la semana siguiente. Su aportación, seguramente, no hubiera servido para hacer tres goles más al Alcorcón pero, desde luego, no era el jugador que merecía abandonar el campo. Entonces, ¿por qué sustituirle a él?; ¿no había nadie más en el campo que se mereciera haber abandonado el encuentro?. Usted, ¿qué opina? ¿Trataba de proteger a alguien del juicio del Bernabéu el entrenador del Real Madrid?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información