Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un centenario que bien vale una cena

  • Iker invitó a todos sus compañeros
Iker invitó a todos sus compañeros
EFE EFE

Los internacionales españoles cenaron juntos fuera de la concentración que mantenían en La Ciudad del Fútbol, en el restaurante Txistu, donde celebraron que Casillas llegase el pasado sábado, ante Argentina, a los cien partidos como internacional y la brillante clasificación al Mundial de Sudáfrica.

Antes pasaron la tarde entre un nuevo rodaje de un anuncio publicitario y las primeras consignas de Del Bosque para el encuentro del miércoles en Viena ante Austria. El seleccionador está pendiente de la evolución de Carlos Puyol de los dolores de rodilla que le impidieron entrenarse en la mañana de hoy. Durante el día el defensa del Barcelona continuó con el tratamiento médico y fisioterapéutico que le han diseñado los doctores de la ''Roja'' para apurar las opciones de jugar el miércoles.

La previsión del personal de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) provocó que por la mañana, tras el entrenamiento, Iker Casillas y Pepe Reina acudiesen a una comisaría en Pozuelo de Alarcón para renovar el pasaporte. Para el verano en Sudáfrica existen unas fechas por cumplir y unos requisitos que ya tenían el resto de internacionales.

Tras la cena, los internacionales se desplazarán al Hotel Barajas, donde pasarán la noche para mañana estar más cercanos al aeropuerto. A las 10.00 de la mañana partirán rumbo a Viena.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información