Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Raúl es un espejo en el que mirarte"

  • "Raúl, Van Nistelrooy, Benzema, Higuaín... son gente que está por delante de mí", asegura Negredo
Álvaro Negredo agradece el tiempo que ha compartido con el capitán madridista
Defensa Central Defensa Central

El canterano no lo ha tenido fácil para llegar hasta la privilegiada posición que hoy disfruta: jugador importante de uno de los equipos punteros en la competición nacional (el Sevilla), aspiraciones de retorno al club de sus amores (el Real Madrid) y una reciente internacionalidad absoluta con esperanzas de jugar su primer mundial (el de Sudáfrica). Casi nada.

Álvaro Negredo, como otros anteriormente, tuvo que abandonar la disciplina madridista con la esperanza de volver en el futuro, más hecho como futbolista, con menos rivalidad en su demarcación. Él, por si acaso, se aseguró una cláusula para poder regresar al Madrid: "Dicen que siguen confiando en mí, pero quieren verme más proyección porque hay otros jugadores como Raúl, Van Nistelrooy, Benzema, Higuaín... Gente que está por delante de mí". Sevilla es ahora su hogar de acogida: "Es más familiar. Desde el presidente hacia abajo. Eso lo hace diferente. Me han recibido muy bien. Lo tenía complicado porque había gente como Luis Fabiano, Kanouté, Chevantón, Koné... Pero fui a ello. Y el mister [Manolo Jiménez] está contando bastante conmigo".

En esta entrevista concedida a 'El País', el canterano hace una valoración de sí mismo: "Soy el típico 'nueve', alto [1,86 metros], fuerte, que va bien por arriba y que intenta manejarse bien con los pies, y que no abunda. Somos una especie en extinción. Quedamos pocos. Yo aporto trabajo, fuerza y sacrificio"; su jugador a imitar: Ronaldo (el de brasil). "Tuve la suerte de entrenarme con él cuando estaba en el Castilla. Acababa el entrenamiento y se quedaba a tirar a puerta. De 10 tiros, nueve iban adentro y uno al palo. Era espectacular"; así como su ascenso desde el Rayo Vallecano hasta la selección absoluta de fútbol: "Cuando a los 18 años mis amigos querían irse por ahí de fiesta un viernes, yo me tenía que quedar porque tenía partido el sábado. Y no me quedaba amargado ni nada. No me pesaba. Es mi trabajo y lo he buscado desde pequeño. Y gracias a Dios ha ido la cosa para adelante".

 

"Cuando me fui al Almería o al Sevilla, la decisión fue solamente mía"

Negredo siempre se ha caracterizado por una inquebrantable fe en sus posibilidades: "Soy así desde que llegué al Castilla. Cuando me fui al Almería tanto como cuando me fui al Sevilla, la decisión fue solamente mía. Ellos me comentaron que iban a tener una opción de recompra. Pero yo sabía de mis posibilidades y siempre creí que podía jugar en el Madrid". "Si no confías tú, nadie lo va a hacer. Yo confío en mi juego. Sé que puedo dar mucho. Mi familia ha apostado por mí. Nadie me ha regalado nada. Desde pequeñito estoy jugando", añade.

Parte de esa fe ha tenido que aplicarla a su llagada al club madridista, donde se topó con algunos de los delanteros referencia

"Raúl es el primero que te da consejos y te ayuda. Para nada es una barrera"

del fútbol español y mundial. Para Negredo, la presencia de Raúl (con quien comparte estilo en la dedicatoria de los goles así como el dorsal con que debutó hace pocas semanas con 'la Roja') en una posición similar a la suya nunca fue un problema, más bien una bendición: "Raúl es un espejo en el que mirarte porque lo que ha conseguido no lo va a conseguir nadie. Va teniendo una edad, pero tiene la misma ilusión que el primer día. He hecho la pretemporada con él y es el primero que te da consejos y te ayuda. Para nada es una barrera. Te obliga a pelear porque dice: 'Aquí estoy yo y, como no estés bien, voy a jugar yo'. Es la clase de jugador en el que te tienes que fijar. Aparte, Raúl no es un estorbo para mí porque no es delantero centro. Yo, sí. Él tiene más movilidad por detrás, puede caer a una banda u otra. Yo no veo a Raúl como al que me ha echado del club".

 

"Hugo me decía: 'No te lo pienses nunca y tira'"

De entre sus mejores recuerdos con sus diferentes entrenadores, Negredo reconoce que Hugo Sánchez le dejó huella: "Hugo me decía: 'No te lo pienses nunca y tira'. Que, si podía rematar cada balón que cayese en el área, lo hiciera. Y la verdad es que sale bien. Me mostró una temporada suya en la que marcó 25 goles, todos al primer toque. Me dijo: 'Si yo lo pude hacer, tú también'".

Ahora, con la confianza que ha depositado en él Vicente del Bosque, casi roza el sueño mundialista, aunque, desde la sensatez, Negredo sabe que el trabajo aún no ha terminado: "Tengo que hacer las cosas mucho mejor para estar ahí porque la competencia será dura. Tengo la suerte de poder acariciarlo, pero si no lo hago bien en el club... Me queda un año duro, de mucho esfuerzo, en el que tendré que meter todos los goles que pueda para que el mister cuente conmigo".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información