Ir a versión clásica Ir a versión móvil

'Ibracadabra' desaparece del clásico

  • El delantero sufre una lesión que le podría hacer perdese el partido ante el Madrid
El delantero sufre una lesión que le podría hacer perdese el partido ante el Madrid
Defensa Central Defensa Central

El jugador sueco vuelve a demostrar su mágica capacidad para borrarse de los partidos importantes.

El futbolista sueco sufre unas fuertes molestias en los isquiotibiales que, a falta de que se le realicen las pertinentes pruebas, podrían hacer que se perdiera no sólo el partido de este sábado ante el Athletic en San Mamés, sino también el compromiso de 'Champions League' ante el Inter de Milán del 24 de noviembre y el clásico ante el Real Madrid del 29, según informa el diario 'Mundo Deportivo'.

El jugador estaba prácticamente recuperado de la elongación que arrastraba las últimas semanas y estos días iba a recibir el alta médica de cara a afrontar con garantías los próximos enfrentamientos del equipo. Ahora, la baja de 'Ibra' se suma a la del defensa francés Eric Abidal, que ha vuelto 'tocado' de su selección y estará tres semanas de baja, y la del ucraniano Chygrynskiy, que no puede jugar en Champions.

La ausencia del delantero llega en un momento en el que el Barça disputará 9 partidos oficiales en el plazo de un mes y dará más quebraderos de cabeza a un Pep Guardiola que no se ha permitido prescindir del sueco ni de Messi en los grandes partidos, lo que le obligará a delegar en jugadores menos habituales como el canario Pedrito, siempre que a Henry le apetezca jugar, en cuyo caso la plaza del '9' sería cubierta por Iniesta.

 

1,95 cm de cristal sueco

Con esta última lesión ya son tres las sufridas por Ibrahimovic desde su llegada al Barcelona, sin contar la de la mano con la que llegó. La primera, un esguince en el tobillo derecho en el partido en el Nuevo Sardinero, posteriormente, en el choque contra el Mallorca, una elongación tendinosa en el muslo izquierdo, y ahora estas molestias en los isquiotibiales.

Así, el jugador, que arrastra la fama de desparecer de los grandes partidos, suma un motivo más para creer en su magia (negra, por supuesto).

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información