Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Xabi Alonso empieza a despertar de su letargo

  • Tras su actuación contra el Racing
Tras su actuación contra el Racing
Elena Costa Elena Costa

El centrocampista del Real Madrid, Xabi Alonso dio síntomas de mejoría el pasado sábado ante el Racing. El jugador donostiarra despertó del letargo en el que se encontraba desde que llegó este verano dejó ver algunas de las muchas cualidades que demostró en Liverpool.

Xabi Alonso, escoltado en todo momento por Granero en el centro del campo, maniobró con comodidad e inició el juego del Real Madrid por primera vez en toda la temporada. De hecho, el donostiarra fue junto al central Pepe los que llevaron el mando del equipo ante el Racing de Santander. 

Parece que con el paso de los días y de los partidos, Xabi se va mostrando cada vez más cómodo en el equipo. Hasta el momento, sus actuaciones habían sido bastante discretas a pesar de ser uno de los jugadores que más minutos ha disputado esta temporada. El donostiarra poco tenía que ver con aquél jugador que dirigía como nadie el conjunto de Rafa Benítez, aquél que dejaba 'boquiabierto' a sus rivales con unos pases de 30 metros o aquél que sorprendía al guardameta rival con un tiro lejano que se colaba junto al palo. Pero sin embargo, el sábado despertó del latargo en el que parecía inmerso desde su llegada y hasta fue el primero en probar suerte ante la portería de Toño, que vio como el derechazo del medio centro se estrelló contra el palo.

Incluso de la facilidad de Alonso para abrir el campo se benefició Drenthe, que actuó de volante izquierdo por delante de Marcelo, aunque la excesiva aceleración del holandés en más de una ocasión estropeara la jugada. De esta manera se demuestra que el buen juego de Xabi no sólo es bueno para que él vaya ganando confianza sino que es totalmente necesario para el resto de sus compañeros que necesitan de sus pases y de su visión de juego.

Habrá que esperar al partido del próximo miércoles ante el Zúrich para comprobar si la actuación de Xabi Alonso fue sólo un espejismo, o si por el contrario, el donostiarra vuelve a ser el que enamoró a aquella afición inglesa que todavía no le ha olvidado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información