Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cambiando a Palanca por Cristiano Ronaldo

  • Han pasado 345 desde el partido jugado la temporada pasada (2-0)
Han pasado 345 desde el partido jugado la temporada pasada (2-0)
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

No ha pasado más que poco más de once meses, pero para el madridismo es como si hubiera sido todo un lustro. El equipo merengue visitará el domingo el Camp Nou en una situación muy diferente a la del año pasado.

Haciendo un repaso de lo que ha sucedido en estos 345 días, la realidad es que resulta difícil pensar en más cambios para tan poco tiempo. Aquél 13 de diciembre de 2008 el Real Madrid visitaba al Barcelona en la jornada decimoquinta inmerso en una crisis de resultados, pues ocupaba el quinto puesto de la tabla y Schuster acababa de ser destuido tras haber afirmado que "era imposible" que el equipo ganara a los blaugranas.

Por tanto, Juande Ramos debutaba con la difícil papeleta de enfrentarse al máximo rival, y además lo hacía con una plantilla mermada por las lesiones y las sanciones. Así, Marcelo y Robben se perdían el partido por tarjetas, mientras que Van Nistelrooy, Diarra, De la Red, Torres, Pepe y Heinze lo hacían por lesión. En total, ocho bajas que lastraban al equipo y obligaban al nuevo técnico a tirar de la cantera para completar la convocatoria.

Unas ausencias a las que se unió a la media hora de juego Sneijder, que para antes del encuentro estaba entre algodones. Ante ello, Juande colocó en el campo al canterano Palanca, quien hizo un buen partido y dio verticalidad al ataque merengue. Sin embargo, las ganas del joven madridista o de otros jugadores como Drenthe, Salgado, Javi García o Gago no sirvió para aguantar un marcador que en el minuto 82 estaba empatado a cero.

Nueva temporada, nuevas estrellas

Y es que Eto´o, primero, y Messi, después, consiguieron romper la oposición merengue y hacer un 2-0 que fue el fiel reflejo de la impotencia madridista. Una imagen muy digna que, a pesar de las bajas, distó mucho de la ofrecida en el encuentro de la segunda vuelta en el Bernabéu. Aunque la historia que nos centra ahora es diferente, ya que actualmente ni el presidente ni la junta madridista son los mismos, el entrenador es otro y la plantilla se ha remodelado en casi la mitad de sus componentes.

Por ello no se puede olvidar que el principal problema del Real Madrid el año pasado se ha paliado en esta temporada. En la campaña 2008/09 la plantilla estaba descompensada e incompleta, además de que carecía de grandes cracks mundiales. Ahora, en cambio, el conjunto merengue cuenta con grandes estrellas como Cristiano Ronaldo, Kaká o Benzemá y viajará a Barcelona con la única duda de Guti. Por tanto, lo ocurrido el año pasado ya es historia y ahora el Madrid sólo piensa en ratificar su reciente liderato.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información