Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El '14' cumple 14

  • Guti, un símbolo del madridismo, cumple hoy 14 años en el primer equipo
Guti, un símbolo del madridismo
Daniel Castellanos Daniel Castellanos

El fútbol está de enhorabuena. José María Gutiérrez 'Guti' cumple, al igual que el dorsal que luce en su camiseta, catorce años como jugador de la primera plantilla del Real Madrid. Unos años en los que, dejando al lado un par de 'agujeros negros', el de Torrejón ha dado numerosas tardes de gloria a los madridistas.

Al igual que ocurriera con Raúl, fue Jorge Valdano el que decidió apostar por el que muchos por aquel entonces consideraban el mayor talento que había dado la cantera madridista en toda su historia. Y su debut se produjo, efectivamente, un 2 de diciembre de 1995, cuando, con el Santiago Bernabéu como telón de fondo, los madriidstas endosaron una goleada por 4-1 ante un Sevilla que muy poco se parecía al que hoy compite por todos los títulos nacionales e internacionales.

QUERIDO Y ODIADO POR LA AFICIÓN BLANCA

Muchos dudaban por aquel entonces que este futbolista, de enorme talento y díscolo carácter, pudiera llevar a cabo una larga carrera en el Real Madrid. A pesar de su indudable calidad, en el Bernabéu nunca sentó bien su desidia en ciertos momentos de su carrera. Aunque, con el paso de los años, se fue ganando poco a poco el cariño del respetable hasta convertirse en lo que es hoy: un símbolo vivo del Real Madrid.

Sus inicios en el primer equipo no fueron, a decir verdad, nada fáciles. Su principal mentor, Jorge Valdano, fue destituido a las pocas semanas de haber debutado con el primer equipo, y los siguientes técnicos que tuvo (Arsenio Iglesias, Fabio Capello, Jupp Heynckes, Guus Hiddink y John Benjamin Toshack) no contaron en demasía con él, unos por no encajar en su sistema de juego, otros por notables diferencias con el controvertido jugador.

VICENTE DEL BOSQUE SACÓ LO MEJOR DE ÉL

Y es que, a parte de la figura futbolística, Guti siempre ha llevado tras de sí un carácter que le ha jugado muy malas pasadas sobre un terreno de juego, habiendo sido expulsado en numerosas ocasiones debido a 'calentones' inoportunos con el árbitro o los equipos rivales. No fue hasta la llegada de Vicente del Bosque al banquillo madridista cuando Guti decidió empezar a sentar la cabeza. Y fue, justo desde ese momento, cuando empezó a salir a la luz el enorme talento que atesoraban sus botas.

Fue con el técnico salmantino cuando el de Torrejón empezó a preocuparse por su condición física, lo que a la larga, a parte de otorgarle mayor resistencia física en los partidos, sirvió para mejorar sus ya de por sí excelentes condiciones futbolísticas. Así, Guti, que siempre había jugado en la posición de mediapunta, dando siempre el último pase, descubrió que, debido a su enorme talento, podía ocupar más zonas del campo, como la de mediocentro o.... la de delantero centro. Porque fue en esta posición en la que el '14' jugó su mejor campaña (temporada 2000/01, siendo el segundo máximo goleador del equipo tras Raúl y marcando goles de bellísima factura como el que hizo ante el Villarreal (ver el vídeo que acompaña a esta noticia).

CINCO LIGAS Y TRES CHAMPIONS, SU PALMARÉS

Fue también con Del Bosque con el que logró los mayores éxitos de su carrera: dos Champions (2000 y 2002), dos Ligas (2001 y 2003), una Intercontinental (2002), una Supercopa de Europa (2002) y una Supercopa de España (2001), además de estrenar internacionalidad. Pero no son los únicos títulos que atesora el hoy segundo capitán blanco. Antes ya había ganado una Liga con Capello (1997) y la tan celebrada séptima Copa de Europa con Heynckes, aunque su papel en el equipo esos años fue más bien testimonial.

Y tras marcharse Vicente del Bosque, la situación para Guti volvió a tornarse complicada, ya que todos los entrenadores que tuvo después del salmantino (Queiroz, García Remón, Luxemburgo, López Caro) veían al de Torrejón como el hombre revulsivo que saliera a resolver los partidos en las segundas partes. Una situación que inquietaba a Guti, y que estuvo a punto de dejarse fuera del Real Madrid en alguna ocasión.

UN JUGADOR DE SEGUNDAS PARTES

Pero el hecho de ser suplente no impidió que su importancia se redujera a la hora de lograr los títulos. Que se lo pregunten a Fabio Capello. El italiano, que regresó al Real Madrid como medida electoral de Ramón Calderón, no contaba con el canterano. Aún así, fueron numerosos los partidos en lo que el '14' saliendo desde el banquillo, desequlibró la balanza en favor de su equipo, permitiendo así que el Madrid se alzara 'in extremis' con la Liga esa temporada.

Si la temporada 2000/01 fue la más brillante de Guti en lo que a realización goleadora se refiera, la 2007/08 fue en la que se vio al mejor Guti en su posición original, la de mediapunta. Bernd Schuster le hizo titular indicutible esa temporada, lo que se tradujo en unos número espectaculares en lo que a asistencias se refiere (un total de 16), además de llevar a su equipo a revalidar el título de Liga con 18 puntos de ventaja sobre el Barcelona.

TALENTO EN ESTADO PURO

Sus dos últimas temporadas han sido complicadas . Tras la marcha de Bernd Schuster, su protagonismo en el equipo disminuyó sensiblemente, en buena parte por la relación distante que mantenía con Juande Ramos, con el que no acabó de conectar. Algo similar le ha ocurrido con Pellegrini, con quien mantuvo una fuerte discusión en el descanso del partido ante el Alcorcón y, desde entonces, no ha vuelto a jugar con el equipo. Ahora, justo que se cumplen 14 años de su debut, parece que se han limado un poco las asperezas, y muy pronto los madridistas volvermos a disfrutar sobre el césped del Bernabéu de uno de los jugadores más talentosos que jamás hayan pasado por este centenario club.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información