Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El fichaje frustrado de 'CR9'

  • Durante algunas semanas, Cristiano Ronaldo pudo ser jugador valencianista
Durante algunas semanas, Cristiano Ronaldo pudo ser jugador valencianista
Defensa Central Defensa Central

El futbolista portugués es pieza clave en el proyecto de Florentino Pérez y uno de los jugadores más valiosos a nivel mundial.

"Yo tuve fichado a Cristiano Ronaldo para Cor i Força en el año 2003", aseguraba Paco Roig en referencia al acuerdo que en el año 2003, entre los meses de enero y febrero, alcanzó en Madrid con el representante Jorge Mendes. Según este pacto entre caballeros, la ahora estrella madridista hubiera desembarcado en la capital del Turia si el ex máximo mandatario 'ché' hubiese obtenido el apoyo suficiente para alcanzar la presidencia del Valencia. Después, la irrupción de Bautista Soler en el proceso electoral y la mediación del Manchester United acabaron con ese bonito sueño valencianista.

Según informa 'Superdeporte', todo comenzó cuando el entonces director deportivo del Valencia Javier Subirats recomendó la contratación de un joven jugador de apenas 17 años nacido en la isla de Madeira. Pese a sus escasas apariciones con el Sporting de Portugal, llamaron la atención del valencianista sus condiciones físicas y malabarismos con el balón. La relación personal entre Roig y el representante del jugador, Jorge Mendes, fomentaron un posible acuerdo en el que también tendría cabida el jugador Ricardo Quaresma por una cantidad total que rondaba los nueve millones de euros.

 

"Hay que ir a Lisboa y ficharlo, hay que ir a Lisboa"

Pese a la derrota electoral de Paco Roig, el Valencia seguía manteniendo una opción preferencial para la contratación de Cristiano hasta el 30 de mayo de 2003 por 5 millones de euros. Finalmente la fecha límite concluyó pero el Valencia no se dio por vencido. "Hay que ir a Lisboa y ficharlo, hay que ir a Lisboa", repetía Pep Claramunt, consejero del Valencia, que llegó a ir a una reunión del consejo de administración con un vídeo para intentar convencer a los consejeros de que hicieran el esfuerzo "incluso poniendo el dinero de su bolsillo". Así lo confirma el entonces consejero José López Lluch: "Un día me reuní con Bautista Soler en su despacho, yo ya no estaba en el consejo pero tenía una gran

relación con el abuelo. Hablamos de Cristiano y estábamos de acuerdo en que, si el club no podía, lo comprábamos nosotros y se lo cedíamos al Valencia. Pero todo quedó en nada, llegó el Manchester, pagó el triple y se lo llevó sin siquiera negociar". ¿Culpables? "Fue culpa de todos y de nadie, era un momento difícil en el Valencia, las elecciones, la economía, Suso estaba ya más fuera que dentro y Manuel Llorente actuó como debía, defendiendo los intereses del club. Pero es un tema que lo llevo clavado en el hígado desde entonces porque ahora todo el mundo sabe de qué clase de jugador estábamos hablando", comenta Lluch.

Después, la historia es conocida: apareció un Manchester United cargado de dinero y, tras el recital que dio el jugador ante el propio club inglés en el partido de inauguración del nuevo estadio José Alvalade para la Eurocopa 2004, sólo cinco días después ya era parte de los red devils por algo más de 14 millones. Varios goles, actuaciones estelares y balones de oro después, fue Florentino Pérez quien se cruzó en su camino. Había un rey en el baile y forzosamente tenía que vestir de blanco.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información