Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Garay, de cuarto central a... titular

  • Tras la lesión de Pepe, el argentino es el máximo candidato a sustituirle
Tras la lesión de Pepe, el argentino es el máximo candidato a sustituirle
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El destino es en ocasiones caprichoso y Ezequiel Garay puede dar fe de ello. El pasado verano llegó al conjunto blanco como fichaje de la era Calderón y con un buen número de papeletas para abandonar el equipo antes de que acabase la pretemporada. Hoy el argentino es titular del equipo.

Nadie duda de que, con 23 años recién cumplidos, Ezequiel Garay es un central con un gran futuro por delante. Su gran rendimiento durante tres temporadas en el Racing de Santander le permitió ser internacional con la albiceleste y llamar la atención del Real Madrid, que durante mayo de 2008 confirmó su fichaje por unos 10 millones de euros.

Sin embargo, el joven defensa fue cedido una temporada más al club cántabro, donde continuó demostrando su categoría como central y su gran poderío en el juego de ataque. Pero su llegada al Real Madrid no fue nada fácil, porque desde el primer momento el club dudó de su capacidad para formar parte de una plantilla tan importante. De hecho, el argentino partió de inicio como cuarto central del equipo, pues antes de él estaban Pepe, Albiol y Metzelder; e incluso a Ramos se le veía como sustituto para el centro de la zaga antes que a él.

Pero el progreso de la pretemporada y el posterior inicio de la Liga demostró que Garay no había llegado al Madrid de paso. No en vano, el jugador fue titular en el primer partido de la temporada ante el Deportivo de la Coruña debido a la sanción que mantenía Pepe en ese momento. Por entonces, Ezequiel ya había adelantado a Metzelder en la lucha por ser el tercer central del equipo, algo que se confirmó a finales de octubre con la debacle madridista en Alcorcón, donde el alemán perdió todo el crédito que le quedaba.

Ahora, y a pesar de lo negativo del hecho, la lesión de Pepe permite que Garay se convierta en el nuevo central titular del equipo. Es evidente que el ex del Racing no estará feliz por haberlo logrado tras una desgracia de su compañero, pero al menos puede sentirse satisfecho de que su trabajo y buen hacer está teniendo recompensa. Por lo pronto, la victoria de Mestalla se logró gracias a su gol, lo que a buen seguro le dará la confianza necesaria para que la ausencia de Pepe no se convierta en un quebradero de cabeza para el club blanco.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información