Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Van der Vaart, el nuevo McManaman

  • De suplentísimo a titularísimo
De suplentísimo a titularísimo
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

La vida le ha dado un giro radical a Rafael Van der Vaart en estos últimos meses. Descartado por el Real Madrid en pretemporada, su caso recuerda al de otros jugadores que, tras no contar en un primer momento para sus técnicos, pasan a ser de la noche a la mañana fundamentales para el equipo.

El holandés era uno de los que encabezaba la lista de descartes del conjunto blanco cuando dio comienzo la pretemporada. Tan residual iba a ser su papel en el equipo que incluso llegó a quedarse sin dorsal durante el mes de agosto, siendo Granero el portador de su número, el '23'. Pero una serie de circunstacias deportivas (las ventas de Sneijder y Robben) y personales (la enefermedad de su mujer) provocaron que finalmente Van der Vaart fuera incluido en la lista de 25 dorsales del Real Madrid para esta temporada.

EL HOLANDÉS ESTÁ MOSTRANDO SU CLASE

Su papel en las primeras semanas de la competición fue marginal. Sus presencias sobre un terreno de juego se reducían a ratos sueltos en las segundas partes. Y es que Pellegrini no contaba para nada con este jugador, y todo hacía indicar a que sería traspasado en el mercado de invierno. Hasta que de repente, con la lesión de Kaká, se hizo la luz para este futbolista.

Tras la lesión del brasileño, Van der Vaart se hizo con un puesto fijo en el equipo en la posición que más le gusta: mediapunta por detrás de los delanteros. Y es en estos partidos cuando se ha visto al mejor Van der Vaart desde que fichara por el conjunto blanco la temporada pasada. Unas actuaciones soberbias que se vieron culminadas con sus dos goles en el choque ante el Zaragoza de este finde semana.

MCMANAMAN Y ZAMORANO, OTROS CASOS SIMILARES

Su caso recuerda al de otros jugadores que pasaron por una misma situación que la suya. El más reciente es el de Steve McManaman. Era el primer año de Florentino Pérez en la presidencia, y el británico, tras el fichaje de Figo, no entraba en los planes de su técnico, Vicente del Bosque. Se le intentó buscar equipo hasta el último momento, pero finalmente Macca supo hacerse un sitio en el equipo, y acabó siendo fundamental en la Liga conquistada por el Madrid esa temporada.

Retrocediendo en el tiempo vemos más casos similares. Anelka, que practicamente estaba condenado al ostracismo en el Real Madrid, resurgió de sus cenizas y, con dos goles al Bayern de Munich, permitió que su equipo accediera a la final de la Champions de ese año, en la que se impondría en la final al Valencia por 3-0. O los casos de Zamorano y Amavisca en la temporada 94-95, que fueron claves en la consecución de esa Liga tras haber sido descartados en un primer momento por Jorge Valdano.

¿QUÉ PASARÁ CUANDO SE RECUPERE KAKÁ?

Estos casos son una buena muestra de que un futbolista del Real Madrid no puede tirar jamás la toalla porque la oportunidad le puede venir en cualquier momento. La pregunta que nos hacemos es que pasará cuando Kaká se recupere de su pubalgia: ¿Volverá a estar Van der Vaart marginado por su entrenador, o debe darle un voto de confianza tras el buen rendimiento mostrado? En caso afirmativo, ¿ustedes creen que estos dos jugadores son compatibles en el once titular?, ¿a quien habría que sacrificar para que los dos jugaran juntos?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información