Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pellegrini, menos quebraderos de cabeza

  • El Real Madrid se está consolidando jornada a jornada como un equipo imbatible
El Real Madrid se está consolidando jornada a jornada como un equipo imbatible
Borja Fernández Borja Fernández

El conjunto entrenado por Manuel Pellegrini ha conseguido superar uno de sus puntos débiles a comienzos de temporada: los goles a balón parado.

Una de las bases sobre las que ha cimentado este nuevo Real Madrid su solidez en la competición local es en una mayor fortaleza defensiva que ha permitido al equipo blanco situarse como el segundo equipo menos goleado de la competición empatado con el Sevilla de Manolo Jiménez, ambos con 13 tantos encajados, y sólo por detrás del Barcelona, con 9. La llegada al equipo de jugadores contrastados como Álvaro Arbeloa y Raúl Albiol han completado una plantilla en la que ya se econtraban algunos de los defensas más cotizados de la Liga, caso de Pepe y Sergio Ramos, junto a los que, precisamente, los dos nuevos fichajes han conformado la defensa titular de Manuel Pellegrini.

Hemos dicho que el Real Madrid ha recibido 13 goles hasta la fecha. De ellos, cuatro han llegado de remates de cabeza, uno de los principales flaquezas que se le achacó al conjunto de Pellegrini ya desde la pretemporada, en un proceso en el que los despites en los marcajes facilitaron la labor de los delanteros rivales. Así lo hizo el ex madridista Riki para el Deportivo en la primera jornada y Jesús Navas y Renato en la sexta en un partido que supondría a la postre la primera derrota liguera de los madridistas. Desde entonces, sólo Villa en el partido en Mestalla ha sido capaz de hacerle un gol de cabeza al Real Madrid. Sin duda, un claro ejemplo de que Pellegrini no pasa por alto la más mínima falta de concentración de los suyos y trata de atajarla con la misma celeridad que lo hace habitualmente su seguro de vida Iker Casillas.

Tras estos goles, el único punto por limar en la brillante actuación de la zaga madridista es el de los balones rebotados dentro de su área. De este modo han llegado tres tantos. Valerón para el equipo de Lotina, en un 3-2 final, y Soriano y Uche para los de Hugo Sánchez (4-2) aprovecharon los rechaces producidos en el área del Madrid para finalizar la jugada con tantos a su favor. El único debe en la lista de Pelelgrini. Del resto, la finalización de una jugada colectiva en el caso de Forlán, Ibrahimovic y Joaquín en sus respectivos encuentros, la jugada individual de Agüero en el fallido intento de remontada atlética en el Calderón, el vacuo remate desde la frontal de Marquitos para el Valladolid y la falta directa de su compañero Nauzet en el 4-2 ante los de Mendilíbar completan la lista de 13 goles encajados por el Real Madrid en Liga.

En conjunto, un balance muy positivo si lo comparamos con los 40 goles que ha logrado materializar la potente artillería blanca y más aún si se valora desde el trabajo y búsqueda de la perfección por parte de su entrenador e nel trabajo diario con sus jugadores. De momento, ya se ha logrado mejorar en el balón parado. Ahora sólo falta minimizar las pérdidas en el propio área para completar el mejor rendimiento del equipo que se ha venido evidenciando en las últimas jornadas y pasar así, si las lesiones de jugadores vitales como el propio Pepe lo permiten, de ser un equipo brillante a un equipo imbatible.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información